Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Siempre vuelve a las andadas

Al Betis sólo le faltaba vestirse de verde quiosco para que no lo conozca ni la madre que lo trajo a este mundo

BROMEA un querido amigo, macareno y sevillista por cierto, que el verde Betis no es verde esperanza sino verde quiosco. Diferencia el hombre un verde luminoso de otro apagado y feo; bueno, pues en el Betis se han empeñado en dar la razón a tal boutade vistiendo al equipo como jamás fue vestido por nadie. Y eso que la lista de dirigentes ineptos se hace especialmente gruesa en el aún Real Betis Balompié. Bueno, pues una vez más estuvo el equipo acorde con la equipación, deslavazado, amorfo, distraído, con una actitud también acorde con la aptitud mientras Azkargorta y su colega siguen piropeando al plantel. Cosas.

Las crónicas abundan en que el Betis salió dormido al campo y redundan en un vuelta a las andadas que se repite de forma inveterada a lo largo del curso. Y habrá que convenir en que este Betis ayuno de compromiso y amante del sesteo vive instalado en un vuelta a las andadas que lo tienen donde lo tienen. Lo de Murcia fue una agresión a los béticos y hasta un insulto a la inteligencia de cualquier persona medio iniciada. Una de las crónicas dice que el Betis anduvo dormido durante ocho minutos, pero ¿qué es lo que hizo en los 82 restantes? Pues parecer que lo intentaba, pero sin que en todo el segundo tiempo hubiese de hacer una sola parada el portero rival.

Se está dejando el Betis una barbaridad de puntos en las cunetas y son puntos que jamás volverán. Y los deja en campos propicios para el zarpazo, aunque en puridad bien debieran ser todos los campos de la categoría propicios para el zarpazo de este Betis al que han vestido de verde quiosco. Castellón, Elche, Murcia y Alicante como baldones de un equipo que, increíblemente, sigue recibiendo piropos por esos que le temen por su condición de rivales o porque le miran el nombre sin tener ni zorra idea del auténtico nivel del grupo. Vuelta a las andadas y, además, infamantemente vestidos de un verde sin nada que ver con el verde Betis, aún Real Betis Balompié.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios