El medio centro

Carlos Izquierdo

Se acabó el cuento

El Sevilla sólo tiene que apuntalar sus cimientos, pero el Betis debe construir una casa nueva

SE acabó la temporada, al fin, con el Real Madrid campeón, el Barcelona de mudanza, el Sevilla en la Copa de la UEFA y el Betis un año más en Primera. Si bien lo de los primeros equipos no es consecuencia más que de los cambios de ciclo en la supremacía del fútbol patrio, lo de los clubes de la ciudad parece ser una tendencia que tiende a instalarse durante algún tiempo.

Así se desprende del ejercicio que ha firmado el Sevilla, quinto en la Liga al final y por quinto año consecutivo en competiciones europeas. Tiene mucho mérito lo conseguido por el equipo de Manolo Jiménez, aunque quede un cierto aire de frustración tras no haberse instalado entre los cuatro primeros. Y tiene mérito por los vaivenes y desgracias sufridos por el club de Nervión en un año para el olvido. Desde la trágica muerte de Puerta en el inicio hasta la marcha de Juande Ramos en el intermedio pasando por un sinfín de lesiones. Así las cosas, el Sevilla se ha mostrado como un equipo cuajado, capaz de superar cualquier adversidad y con argumentos para instalarse en Europa y en el ático de la Liga durante muchas temporadas. Eso no quiere decir que no haya que apuntalar el edificio en algunos sitios, pero ésa es una labor que debe empezar hoy.

Tendencia contraria es la que manifiesta este Real Betis Balompié llamado a serenarse si no quiere pegar un resbalón y caerse escaleras abajo. Son ya tres las temporadas en las que el club verdiblanco está coqueteando con el descenso y, aunque salvados al fin, la experiencia de equipos como Atlético y Valencia no debería caer en saco roto. En este caso, no hay que apuntalar cimientos sino, quizá, construir una casa nueva. Desde la humildad, el reconocimiento de errores y la subsanación de estos. Desde una idea clara de qué es lo que se quiere, de cuánto y cómo se quiere crecer. Sólo así se evitarán agonías.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios