desde mi córner

Luis Carlos Peris

Un mercado que apenas se mueve

Únicamente el indecente despilfarro del PSG ha hecho recordar los flujos y reflujos en los fichajes de antaño

EXCEPTUANDO la barrabasada que el PSG ha desembolsado para hacerse con Ibrahimovic y Thiago Silva, el mercado anda ciertamente esclerotizado. Estamos más ante un cambio de cromos y sólo cabe esperar al golpe de mano habitual del Madrid en cada verano. Parece que este año se centrará en un galáctico de perfil tan bajo como el croata Modric y para ello ya puso hace tiempo Florentino su maquinaria habitual, léase lo de engolosinar primero, antes que nada, al futbolista en cuestión para, a continuación, lavarse las manos y dejar que todo el trabajo sucio corra a cuenta del ilusionado objeto de deseo madridista.

Por lo demás, mucho cambio de estampitas y bastante miedo en sociedades como Athletic Club, que no sabe si acabará agosto sin llevarse el disgusto de que gente como Javi Martínez o Fernando Llorente sean presas de alguien más poderoso. En cuanto a los nuestros, continúa en el Betis la economía de guerra mientras que en el Sevilla asoma algo parecido, pues de otra manera no se explica algo que hubiera sido impensable hace nada, el que le hubieran birlado fichajes que estaban prácticamente atados. Al menos así es como se vendió por la oficialidad sevillista y a los casos del Cata Díaz y del guaraní Piris, sin ir más lejos, hay que remitirse.

Posiblemente, con el dinero que los parisinos han puesto en manos del Milan se produzca un efecto colateral que reactive el mercado hasta convertirlo en parecido, nunca igual, a como era antes de que estallase este estado de cosas. No creo que tal suceda en nuestro entorno a no ser que el club rossonero ponga la era por aquí y deje algo de lo que recibió del PSG, ese club que ahora es vituperado por toda una sociedad, la francesa, que no comprende cómo en la crujía económica donde estamos instalados pueda darse un derroche tan indecente. De todas formas queda mucho verano, casi cuarenta días, con sus noches, para el cierre del mercado y quién sabe...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios