Bicheo por la TDT

fátima Díaz

Un 'reality' poco 'reality'

SUELE suceder que hay programas o series de televisión del que todo el mundo habla pero que pocos han visto alguna vez en su vida. Es quizás lo que ocurre con el reality más famoso en todo el mundo los últimos años, Las Kardashian (Keeping Up With the Kardashians). Si bien se ha podido seguir en España a través de la cadena Fox, lo cierto es que aquellos espectadores que no disponen de un servicio de televisión de pago no han podido ver todavía el espacio protagonizado por esta atípica familia estadounidense. Pero, desde el pasado lunes, todos aquellos que lo deseen podrán saber por qué las Kardashian son tan famosas en todo el planeta y de forma gratuita. Y es que, Ten, el canal de TDT de nueva creación, ofrece ya en su sobremesa diaria este supuesto ¿docu?reality que narra la vida de las hijas y la viuda de Robert Kardashian, el mítico abogado de O.J. Simpson.

Como lo que se está emitiendo en Ten son las primeras entregas (de las ¡horror! 11 temporadas), todavía podremos ver a Caitlyn Jenner, viuda de Robert, antes de decidir que quería convertirse en hombre e iniciar un proceso para cambiar de género. La transexual de 60 años más famosa de América centra buena parte de la acción de esta serie que trata de mostrar la vida cotidiana y nada típica de esta familia formada por la viuda, las hijas y la prole que va creciendo con el paso del tiempo.

El reality, ideal para hacer zapping, se completa con un mosaico variopinto de personajes que se entroncan en un árbol genealógico que parece no tener final entre hermanastros, ex maridos, hijastras y demás protagonistas de una saga que ha traspasado fronteras. Kim Kardashian, una de las hijas, es el principal reclamo en esta primera etapa, ya que entonces era conocida por ser una de las mejores amigas de Paris Hilton. Después, ella misma forjó su leyenda. La joven Kim tiene un currículum nada desdeñable con un vídeo pornográfico que se hizo viral y siendo copropietaria de una tienda de ropa junto a sus hermanas Kourtney y Khloe. En las entregas de Ten, los espectadores asistirán a las dudas sobre si Khloe es hija o no del prestigioso abogado y cómo afectarán esos rumores a su relación con su progenitora, e incluso con su marido. Además, seremos testigos de la mala racha entre la madre del clan -Kris- y Bruce-,y su ex marido.

En fin, un reality que trata sobre una familia sin nada que contar ni aportar, con tanta ostentación que debería multarse, al igual que las situaciones premeditadas y las declaraciones claramente pactadas. La antítesis de la naturalidad con unas audiencias astronómicas en Estados Unidos que nos conducen a una pregunta: ¿por qué a los americanos les gusta tanto perder el tiempo?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios