Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Nueve de nueve y mucho rezar

Aquel gol de Farinós en la portería Sur de Heliópolis pesa como una losa para que el Betis no dependa de él

NUEVE de nueve y rezar lo que sepa, todo lo que sepa, es lo que le queda al Betis para que el objetivo de recuperar su sitio natural se cumpla. Pesa como una losa aquel gol de Farinós a primeros de febrero y ni siquiera la carambola sabatina de Juanma en Huesca exime al Betis de tan inquietante tarea. Claro que, como en el caso de la botella medio llena o medio vacía, si esa carambola no se hubiese producido, ahora habría muy poco que hacer o nada que hacer. El subidón que produjo ese gol sobre la última campana quedó atenuado por la sordina que trajo el recital de goles del Hércules un día después sobre el Albacete.

Parece que se van Real Sociedad y Levante y no depende de nadie el Hércules gracias, sobre todo, a aquel gol de Farinós en la portería Sur de Heliópolis el siete de febrero como antídoto al que antes había hecho Sergio García en ese mismo sitio. Viendo lo que vemos, no hay salida mejor que la de tirar de optimismo, creer que la botella está medio llena y dejar de pensar en tantos goles como el de Farinós que desvalijaron de innumerables puntos al Betis. Las Palmas, Cádiz, Huelva... por no recordar los que se fueron de Heliópolis ante Huesca, Cartagena, Celta, Girona, Murcia o Albacete. Y es que viendo el añito parece puro milagro que el Betis conserve opciones de ascenso.

Veinticuatro horas después de que el Betis se haya enfrentado al Numancia en Heliópolis, el Cartagonova escenificará un partido de trascendencia indudable para el equipo bético... siempre que se haya desembarazado de los sorianos. Como el domingo gane el Hércules en Cartagena, esos rezos que el Betis ha de hacer se multiplicarán hasta el infinito para que la faena se convierta en uno de esos milagros que rara vez se producen. Aquellos polvos trajeron esos lodos del nueve de nueve y muchos rezos, pero ¿de qué estaríamos hablando si el gol de Juanma sobre la campana última de Huesca no se hubiese producido? Nueve de nueve y rezar, menos da una piedra.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios