Isla Mayor

El PSOE avisa de que el reglamento de la UE sobre especies invasoras admite "excepciones" y urge al Gobierno a actuar

  • Los socialistas piden al Estado que "tutele" la adhesión a dichas "excepciones", que atienden a "aspectos económicos y sociales", para salvar el sector del cangrejo rojo de río.

Comentarios 2

Ante la sentencia del Tribunal Supremo (TS) que da la razón a Ecologistas en Acción y anula las excepciones que permitían la pesca y comercialización del cangrejo rojo, incluido en el Catálogo de Especias Exóticas Invasoras, el PSOE de Sevilla avisa de que el reglamento de la Unión Europea sobre la prevención y gestión de la introducción y propagación de especies exóticas invasoras permite a su vez "excepciones" por aspectos "económicos y sociales", reclamando que el Gobierno central "tutele" la adhesión a dicho instrumento.

La secretaria general del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez, y la eurodiputada socialista por Sevilla, Soledad Cabezón, se han reunido este lunes con el alcalde de Isla Mayor, el también socialista Juan Molero, y el Nicolas Roux, representante de la Asociación de la Pesca y la Acuicultura del entorno de Doñana y del Bajo Guadalquivir (Pebagua), en torno a esta sentencia que pone verdaderamente en jaque a todo el sector dedicado a la pesca y comercialización del cangrejo rojo en la comarca del Bajo Guadalquivir.

Verónica Pérez ha defendido el "compromiso" de los socialistas con este sector, asegurando que el partido, en colaboración con la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Isla Mayor y los propios afectados está "trabajando para buscar una solución jurídica", con una "batería de iniciativas" en el Parlamento Andaluz, el Congreso de los Diputados e incluso el Parlamento Europeo.

Y es que según Soledad Cabezón, europarlamentaria del PSOE, el reglamento comunitario de 2014 sobre la prevención y gestión de la introducción y propagación de especies exóticas invasoras "permite determinadas excepciones para la comercialización, ya sea desde el punto de vista de intereses económicos o sociales, en caso de sectores estratégicos". A su juicio, el sector del cangrejo rojo de la comarca del Bajo Guadalquivir "puede acogerse a esa excepcionalidad", si bien se trata de un procedimiento que "debe tutelar el Gobierno".

Por eso, los socialistas han reclamado al Gobierno central del popular Mariano Rajoy, por cierto en funciones, que "recurra la sentencia del Supremo, que está errando al no considerar este reglamento de 2014 que permite excepciones", y en paralelo "adapte la normativa española" en la materia a dicho reglamento. "Hay que tener expectativas y positivas y optimistas, pero el Gobierno tiene que interpretar las pautas de la Unión Europea", ha dicho Soledad Cabezón. Nicolas Roux, de su lado, ha pedido que "todas las administraciones" vayan de la mano para lograr una solución jurídica para este conflicto.

El conflicto del cangrejo

Valentín Murillo, presidente del sector cangrejero, había detallado ya que el cangrejo rojo fue introducido en España a principio de los años 70, precisamente por el Ministerio de Medio Ambiente de aquella época, para favorecer "el desarrollo de zonas rurales deprimidas económicamente", siempre que la especie encontrase "vacío el nicho ecológico", es decir "que no interfiriese en las especies autóctonas".

Y es así como a lo largo de casi 50 años, el cangrejo rojo "se ha naturalizado totalmente en las marismas del Guadalquivir", dado que su población "no afecta a las especies autóctonas". No obstante, en 2011 el Catálogo de Especias Exóticas Invasoras incluyó en su listado al cangrejo rojo, extremo resuelto "mediante un real decreto" acompañado de una disposición adicional específica. Gracias a dichos instrumentos normativos, según Valentín Murillo, se permitió la pesca y comercialización del cangrejo rojo "como recurso zoogenético para la alimentación".

La sentencia del Supremo, merced a las acciones legales de los ecologistas, anula precisamente los mencionados instrumentos normativos que permitían la pesca y venta del cangrejo rojo.  Y dado que "el 70 por ciento de la población de Isla Mayor depende" de la pesca del cangrejo, esta sentencia constituye todo un "desastre" económico para la comarca del Bajo Guadalquivir, puesto que aunque Isla Mayor es "el centro neurálgico de la actividad productiva", hay pescadores y actividad relacionada con el sector en Puebla del Río, Coria del Río, Los Palacios y Villafranca, El Cuervo, Utrera, Pilas, Trebujena (Cádiz) y Almonte (Huelva).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios