Cofradías

El Consejo recibe solicitudes para instalar 21.300 nuevas sillas

  • Finalizado el plazo para que los abonados renueven sus abonos para la Semana Santa, tan sólo se han quedado libre 192 asientos

Imagen de archivo del montaje de los palcos de la Plaza de San Francisco. Imagen de archivo del montaje de los palcos de la Plaza de San Francisco.

Imagen de archivo del montaje de los palcos de la Plaza de San Francisco. / D.S.

Unas peticiones que se estancan. El Consejo de Cofradías ha recibido 7.109 solicitudes de personas interesadas en tener una silla en la carrera oficial de Semana Santa. A una media de tres asientos por demandante, que es la que aplica la institución cofradiera, equivaldría a colocar 21.317 nuevas localidades. El número de peticiones ha bajado levemente, un 1,25%, con respecto al año anterior.

Renovación de sillas en Semana Santa. Renovación de sillas en Semana Santa.

Renovación de sillas en Semana Santa. / Infografía

Una vez finalizado el plazo para que los abonados renueven sus abonos, se han quedado libres 192 sillas, 20 más que el año pasado, según los datos facilitados por el Consejo de Cofradías a este periódico. Por cada silla que se ha quedado sin renovar, el Consejo tiene solicitudes para poner hasta 111. Un dato significativo de la campaña de abonados del año 2017 es que han subido las renovaciones on line. Si el año pasado un 17% de los usuarios hicieron la tramitación por internet, este año han sido el 19%.

En cuanto a las cesiones de asientos al Consejo por un año, han sido 250 menos que el año pasado, unos números, según valoró el tesorero de la institución, Francisco Vélez de Luna, que mostrarían una mejora en la economía doméstica.

El sector más solicitado por las personas que solicitan nuevos asientos es, un año más, la Avenida de la Constitución. Por contra, es en la Campana donde menos sillas se quedan libres.

En cuanto a los palcos de la Plaza de San Francisco, el tesorero aseguró que se habían perdido tan sólo dos y que las cesiones por parte de los abonados habían sido también muy pocas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios