Fallece la duquesa de Osuna, diez veces Grande de España

  • Ángela María Téllez-Girón y Duque de Estrada muere a los 91 años en su casa palacio de la Plaza de Nuestro Padre Jesús de la Redención De vida discreta y escasa presencia en los medios

Adiós a la última representante de los cuatro grandes ducados de España. Ángela María Téllez-Girón y Duque de Estrada (Málaga, 7 de febrero de 1925) falleció ayer en Sevilla a los 91 años de edad. Medina Sidonia, Medinaceli, Alba y Osuna han sido siempre los cuatro referentes indiscutibles de la nobleza española, cuyas representantes han desaparecido a lo largo de los últimos siete años. La duquesa de Osuna murió en su casa palacio de la Plaza de Nuestro Padre Jesús de la Redención, antes López Pintado. Toda su vida ha estado marcada por una discreción que ha sido el sello de una casa que -aun teniendo una rica vida social- jamás se ha caracterizado por las apariciones en los medios de comunicación. A las fiestas en el patio de la casa palacio han acudido altas personalidades, entre ellas don Juan de Borbón, abuelo de Felipe VI.

Alfonso Guajardo-Fajardo y Alarcón, ex teniente de hermano mayor de la Real Maestranza, evocaba ayer la figura de la duquesa de Osuna en cuanto supo de su fallecimiento: "Era una señora simpatiquísima, genio y figura hasta la sepultura. Tenía una personalidad arrolladora". Guajardo-Fajardo recuerda las fiestas de fin de año que organizaba en su casa palacio de Sevilla: "Fue de los primeros sitios donde sirvió Rafael Juliá".

Ángela María Téllez-Girón se casó en 1946 con Pedro de Solís-Beaumont y Lasso de la Vega, con quien tuvo dos hijas y de quien enviudó en 1959. Contrajo matrimonio en 1963 con José María de Latorre y Montalvo, marqués de Montemuzo, con quien tuvo dos hijas. Su segundo marido, que falleció en el Castillo de Espejo (Córdoba), era diplomático de profesión y estaba considerado como un gran genealogista y archivero. Fue miembro de la junta de gobierno de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla en los años en que Alfonso Guajardo-Fajardo y Albarracín, primo segundo de la duquesa de Osuna, fue teniente de hermano mayor de la institución nobiliaria. La duquesa era aficionada a los toros, por lo que era frecuente verla en la plaza de Sevilla.

Durante muchos años estuvo muy vinculada a la Hermandad del Museo, al haber residido en la propia plaza con su primer marido. Muchos cofrades recuerdan aún cómo la duquesa cedía alhajas de su colección particular para que fueran cosidas al manto de la Virgen de las Aguas, una tarea que ella misma realizaba la noche previa al Lunes Santo.

Actualmente era camarera honoraria de la Virgen del Rocío, titular de la Hermandad de la Redención, que tiene su sede canónica en la Iglesia de Santiago, justo enfrente de la casa palacio de la duquesa. De hecho, era habitual ver a la duquesa asistir a las misas dominicales en este templo. De su abuelo, el marqués de Villapanés, heredó la devoción al Señor de Sevilla, el Gran Poder.

La duquesa estaba en posesión de los siguientes títulos: duquesa de Osuna, conde-duquesa de Benavente, duquesa de Gandía, marquesa de Javalquinto, condesa de Peñaranda de Bracamonte, condesa de Oropesa, marquesa de Berlanga, Frechilla y Villamiel, Lombay y de Toral; condesa de Pinto, condesa de la Puebla de Montalbán y de Alcaudete.

En total, poseía diez títulos con Grandeza de España. Varios de ellos los cedió en vida a sus cuatro hijas. Ángela Solís Beaumont y Téllez-Girón es duquesa de Arcos y marquesa de Peñafiel. María de Gracia Solís Beaumont y Téllez-Girón es duquesa de Plasencia. Pilar Latorre y Téllez-Girón es duquesa de Uceda. Y Asunción Latorre y Téllez-Girón es duquesa de Medina de Ríoseco.

El ducado de Osuna es un título nobiliario español creado el 5 de octubre de 1562 por el rey Felipe II El patrimonio de la Casa de Osuna incluye castillos, casas palacio y una pinacoteca con las principales firmas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios