Zoido prioriza la bajada de impuestos al pago anticipado de deuda en 2014

  • El Ayuntamiento renuncia a seguir aplicando la subida que impuso el Estado del IBI, que bajará casi un 14%

Comentarios 8

Los impuestos municipales bajarán en 2014, sobre todo el más caro: el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), que es la principal fuente de ingresos de los ayuntamientos españoles. Cada sevillano pagará una media de 52 euros menos como consecuencia de una reducción de casi el 14%. El gobierno local ha renunciado a seguir aplicando el recargo del 10% que impuso el Estado por decreto para 2012 y 2013. El próximo año es ya optativo, por lo que la Hacienda local, que dirige la concejal Asunción Fley, ha decidido no prorrogar esa medida y reducir aún más la antigua contribución urbana a base de rebajar el tipo impositivo que es de competencia municipal, que pasa del 0,9317 en viviendas al 0,722 y del 1,265 en locales al 0,9804. El importe anual medio en 2013 fue de 387,11 euros, por lo que pasará a ser de 335,19. Esta medida supondrá una rebaja en la recaudación de 24,38 millones de euros del total de 33 que el gobierno de Zoido tiene previsto que dejará de recaudar en 2014.

Sevilla pasará el próximo año a ocupar el puesto número 26 en la tabla de ciudades con el IBI más gravoso, cuando este año ocupa el octavo lugar. Los ejemplos para 2014 que pone el gobierno son varios. Un piso de 83 metros cuadrados en la Alameda de Hércules pasará de pagar 196 a 170 euros al semestre. Un piso de 49 metros cuadrados en Pagés del Corro, de 109 a 95 euros. Un piso de 94 metros cuadrados en Rodrigo de Triana, de 170 a 147 euros. Y uno de 81 metros cuadrados en la calle Jazmín (Bellavista), de 112 a 97 euros. El alcalde, Juan Ignacio Zoido, asegura que, con estas nuevas tarifas, Sevilla se aproxima a la media de las capitales españolas en el cobro del principal tributo municipal.

Las ordenanzas fiscales para 2014 plantean la "bajada generalizada" que el PP viene anunciado desde el Pleno ordinario de julio, cuando el alcalde quiso cerrar el curso político con la buena nueva de un descenso de la presión fiscal. Las otras dos grandes novedades, además de la rebaja del IBI, son los 4,8 millones de euros previstos en bonificaciones de distintos gravámenes a las empresas para el fomento del empleo y una congelación de tasas y precios públicos por valor de 2,9 millones.

Zoido insistió ayer en que estas medidas de reducción de la presión fiscal son posibles gracias a que el Ayuntamiento ha cumplido los objetivos marcados en el Plan de Ajuste, suscrito en su día como requisito obligado para acceder a la financiación estatal para el pago a proveedores: "Cumplidos los objetivos del déficit, no se considera en absoluto prioritario amortizar anticipadamente la deuda pública. El dinero es actualmente mucho más necesario en manos de las familias y de los emprendedores. Por eso Sevilla va a tener en 2014 la misma presión fiscal que la media de las capitales de provincia españolas, aun teniendo un volumen de servicios ampliamente superior a esa media".

El Ayuntamiento se ha visto obligado a compensar la bajada prevista en la recaudación de impuestos, para lo cual activará un plan especial de lucha contra el fraude fiscal a cargo de la Agencia Tributaria de Sevilla que permita recuperar 6,48 millones de euros. Obtendrá 10,5 millones del presupuesto general tras verificar la cobertura de todos los servicios públicos y mediante los ahorros de gasto ya consolidados estos dos años", al no acudir, por ejemplo, a nuevas operaciones de tesorería a corto plazo. Y 16,78 millones de euros correspondientes al 10% del IBI que el Estado prevé subir se compensan al no estar incluidos en el plan de ajuste municipal y haberse conseguido ya los principales objetivos de este documento.

Entre esas nuevas medidas contra el fraude fiscal, el Ayuntamiento apunta a un nuevo sistema en la tasa de basuras de locales; un plan de regularización de usos catastrales, donde el propietario será sustituto legal del sujeto pasivo si no comunica el inquilino que ejerce la actividad, aunque podrá repercutir la tasa; modificaciones técnicas para mejorar la tributación en viviendas con funciones de despachos; simplificación de la tarifa por usos catastrales; cruces del listado del IBI con el padrón de habitantes de Sevilla y de España, con requerimientos directos a herederos de bienes inmuebles; inspecciones en concesiones administrativas y aparcamientos colectivos públicos y privados; y el replanteamiento jurídico y técnico de determinadas tasas y tarifas, como Mercasevilla o en la estación de autobuses del Prado de San Sebastián .

El alcalde justifica este programa de medidas especiales: "No han de pagar sólo unos pocos. La lucha contra el fraude es la búsqueda de la justicia en la recaudación fiscal. Impuestos más bajos, pero cuyas obligaciones se cumplan por todos". Zoido presume de que en dos años se ha conseguido el "equilibrio y la sostenibilidad" de la Hacienda local: "Con el mantenimiento de la prestación de unos servicios públicos de calidad. Por eso creemos que es el momento de pensar en el ciudadano, para que note en su bolsillo la recompensa por todo el esfuerzo realizado. El dinero, una vez restablecida la situación del Ayuntamiento, es ahora más útil en manos de familias y emprendedores. Por eso hemos bajado los impuestos por primera vez en la historia de la democracia".

El alcalde no dudo en tratar de sacar rédito de estas medidas de cara a los próximos comicios: "Con esta rebaja fiscal se cumple el objetivo electoral que nos planteamos: situar a Sevilla en la media de las capitales de provincia. Y en 2014 no cobraremos más impuestos que la media de dichas capitales. Por eso cumplimos lo que prometimos".

Sobre las bonificaciones en favor de la creación de puestos de trabajo, el alcalde sacó pecho: "Estamos generando más oportunidades de empleo que la propia Junta, que es la que tiene las competencias". Y no perdió la oportunidad de reprochar a la administración autonómica que no avale una nueva pasarela en la Isla de la Cartuja: "No hemos pedido dinero, sino que nos dejen hacer un puente".

El alcalde, ayer en la Sala Capitular, donde presentó las ordenanzas fiscales para 2014

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios