La central nuclear de Ascó encargará un estudio independiente de la fuga

  • Los responsables de la empresa aseguran a los alcaldes de la zona que no ocultan información

El director de la Asociación Nuclear Ascó-Vandellós II (ANAV), Enrique Bordiu, y el nuevo director de Ascó, Cesar Candás, anunciaron ayer a los alcaldes del área de la central que encargarán un estudio independiente para determinar las causas de la fuga de partículas radiactivas.

Las instalaciones de Ascó registraron el pasado mes de noviembre un escape de partículas radiactivas procedentes de la ventilación de la planta atómica, incidente que se conoció públicamente a principios de este mes tras la denuncia de la organización ecologista Greenpeace. Este incidente fue calificado inicialmente por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) como nivel 1 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares, categoría que posteriormente elevó al nivel 2.

A la reunión, celebrada ayer en Ascó, asistió la mayoría de los trece alcaldes de la zona de Ascó. Los responsables de la nuclear explicaron que en ningún momento "se ha ocultado información" y que ésta se ha ido transmitiendo "a medida que ha ido llegando, una vez ha sido analizada".

En este sentido, el portavoz de la ANAV, Eugeni Vives, insistió en que uno de los principales objetivos estratégicos de la empresa es la transparencia. Para asegurar esta transparencia, la ANAV encargará un estudio a un organismo externo para establecer "la causa raíz del suceso".

Además, la reunión sirvió para trazar una hoja de ruta de los trabajos que se van a realizar a partir de ahora en la zona donde se han descubierto las particular radiactivas.

Según Vives "muy posiblemente aparezcan nuevas partículas dentro del núcleo de producción de la central", aunque insistió en que no tienen ninguna incidencia radiológica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios