Finanzas

Un proyecto crea piezas de coches a partir de desechos del campo

  • A través de limón, granada, brócoli y almendra desarrollan compuestos naturales de gran añadido para la automoción o la construcción

Investigadores de la Universidad de Alicante participantes y responsables de este proyecto. Investigadores de la Universidad de Alicante participantes y responsables de este proyecto.

Investigadores de la Universidad de Alicante participantes y responsables de este proyecto.

La inversión en educación y en educación es sin duda uno de los gastos que más revierten positivamente en un país a largo plazo. En las universidades españolas son muchos los investigadores que están avanzando y plasmando grandes progresos que serán importantes a medio plazo y esenciales en un futuro que dependerá mucho de la implantación de unas nuevas tecnologías que hagan mejor la vida de todos sin atentar contra un medio ambiente ya muy mermado.

En este sentido, cabe destacar que ya trasciende una investigación en la que participa la Universidad de Alicante en colaboración con una decena de socios europeos, y que recoge la versión online de la revista Nova Ciencia, una publicación de actualidad universitaria y divulgación científica del Sureste español.Estos investigadores han desarrollado, a partir de desechos agrícolas de limón, granada, brócoli y cáscara de almendra, compuestos naturales de alto valor añadido para la industria de la automoción o la construcción. En concreto, han extraído sustancias sostenibles e innovadoras con propiedades avanzadas como efecto antimicrobiano, liberación de fragancia, y nuevos colores y efectos ópticos.

“Estas sustancias presentan una revolución para sectores como el de alquiler de coches ya que se pueden implementar en piezas expuestas a contaminación por microbios como manetas y salpicaderos”, explica la doctora en Ciencias Químicas y coordinadora del equipo de trabajo de la UA, Mª Carmen Garrigós a Nova Ciencia. “Además, desde un enfoque de economía circular, se han diseñado piezas más sostenibles que contribuyen a disminuir las grandes cantidades de desechos agrícolas que se generan cada día”, añade.

Productos de los que extraen los compuestos orgánicos. Productos de los que extraen los compuestos orgánicos.

Productos de los que extraen los compuestos orgánicos.

Así, los residuos seleccionados por los investigadores para el desarrollo de estos extractos han estado determinados por sus propiedades naturales. Por ejemplo, los colorantes del limón, el brócoli y la granada han permitido obtener gamas de colores distintos a los sintéticos. “En particular, con la granada hemos comprobado que modificando el pH se puede obtener una amplia gama de tonalidades”, explica Garrigós. El aceite esencial del limón aporta propiedades antimicrobianas y desprende un olor, característica de interés para algunas industrias. Por su parte, la cáscara de almendra proporciona un aspecto similar a la madera y propiedades de refuerzo natural, es decir, mejora las propiedades mecánicas del material.

El método de extracción y funcionalización de las sustancias naturales ha sido desarrollado por el Grupo de investigación de Análisis de Polímeros y Nanomateriales (Nanobiopol) y el Grupo de Visión y Color de la UA en el marco del proyecto europeo Barbara.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios