Aljarafe

Nuevo intento para desbloquear la gestión del parque del Riopudio

  • Los alcaldes quieren que la CHG ponga dinero, la Mancomunidad licite el mantenimiento y los ayuntamientos organicen las actividades

  • Para ello se tiene que firmar un convenio de colaboración, que no se ha concretado

Una zona del Riopudio, usada sin permiso ahora por un particular como huerto, en una imagen de ADTA. Una zona del Riopudio, usada sin permiso ahora por un particular como huerto, en una imagen de ADTA.

Una zona del Riopudio, usada sin permiso ahora por un particular como huerto, en una imagen de ADTA. / ADTA

El presidente de la Mancomunidad de Fomento y Desarrollo del Aljarafe, Raúl Castilla, y el alcalde de Bormujos, Francisco Molina, mantendrán mañana jueves, 22 de noviembre, una reunión con el nuevo presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Joaquín Páez, para tratar de concretar la forma de gestión del parque del arroyo Riopudio, en cuya restauración se invirtieron 11,7 millones de euros pero que sigue deteriorándose por la falta de un plan de mantenimiento, tres años después de que los trabajos concluyeran. 

Según ha avanzado el regidor de Bormujos, el municipio que alberga un mayor tramo de este parque de ribera que discurre entre Olivares y Coria, el objetivo es "retomar" los compromisos que se adquirieron con el anterior equipo de la CHG: convocar una comisión técnica con todas las administraciones implicadas y elaborar un convenio de cesión o colaboración entre la CHG, los ayuntamientos, la Diputación y la Junta, que regule desde ese mantenimiento hasta la puesta en valor del espacio, con actividades.

Molina destaca, al igual que ha venido haciendo la Asociación para la Defensa del Territorio del Aljarafe (ADTA), que "cada día que pasa" el espacio está "más deteriorado" y que es necesario que se den pasos en firme cuanto antes. 

Preguntado sobre esa fórmula que se está barajando, Molina señaló que la idea no es crear un nuevo ente, sino distribuir de alguna manera en ese convenio las funciones o aportaciones de cada administración, de forma que la CHG aporte dinero para el mantenimiento, la mancomunidad licite los trabajos  y los ayuntamientos se hagan cargo de las actividades.  

"Está claro que el mantenimiento de las márgenes del arroyo le corresponde  a la CHG", señala Molina, que recuerda que la obra se ejecutó con fondos europeos. Ello implica que si no hay un mantenimiento la UE podría reclamar la devolución del dinero

La Mancomunidad dispone de un área de Medio Ambiente, con dos técnicos, y podría articular la parte administrativa o de organización, como licitar el mantenimiento con los fondos que se determinen. 

La otra parte, según el alcalde de Bormujos, es que los municipios puedan "disponer" de esos espacios para fomentar actividades, que son las que van a hacer que el parque se ponga en valor y se convierta en una referencia real para los vecinos del Aljarafe.  

La falta de pasos en firme para solventar esta cuestión revela los graves problemas que tiene el Aljarafe, como gran área urbana, para gestionar servicios y equipamientos públicos que atañen a más de un término municipal, como es el caso de este parque, de 19 kilómetros de recorrido. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios