Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Villanueva del Ariscal

Ocupan la casa de una pareja octogenaria que se ausentó por problemas de salud

  • La familia pudo recuperarla el sábado, cuando los okupas salieron de forma voluntaria tras una concentración

  • Han perdido muebles y recuerdos personales, que fueron arrojados a la basura

Una foto de la concentracón del sábado ante la vivienda, distribuida por Vox. Una foto de la concentracón del sábado ante la vivienda, distribuida por Vox.

Una foto de la concentracón del sábado ante la vivienda, distribuida por Vox. / M. G.

Un matrimonio de octogenarios de Villanueva del Ariscal comenzó a vivir la tarde del pasado sábado el final de una pesadilla, que arrancó hace dos semanas, cuando una llamada de vecinos les alertó de que su casa, en la calle Catavinos del municipio y de la que se habían ausentado durante algo más de un mes para trasladarse a Sevilla con una hija, por unos problemas de salud, había sido ocupada.

Según confirmaron ayer fuentes municipales, la familia que entró por la fuerza abandonó finalmente la casa, a raíz de una concentración que la hija había convocado a través de las redes sociales.

En la misma participaron vecinos, familiares, miembros del gobierno local y ediles y militantes de Vox de pueblos del Aljarafe que, en un comunicado, se atribuyeron que la vivienda haya sido recuperada.

Según Manuel Latorre (PP), teniente de alcalde y portavoz del gobierno municipal, que insiste en que han estado en todo momento en contacto con la familia, los okupas han llegado a tirar muebles y enseres de la pareja (sillas, mesas o colchones) e incluso elementos más personales, como papeles y libros, en una zona cercana al inmueble, que se estropearon durante los días de lluvia, cuando se produjeron los hechos.

Los afectados han interpuesto denuncias tanto ante la Policía Local como ante la Guardia Civil, que se han unificado en un único expediente. Por lo ocurrido, ya se han abierto diligencias que se instruyen en los juzgados de Sanlúcar la Mayor, para las que se han aportado fotografías de esos destrozos, según el edil.

Latorre precisa que un vecino se puso en contacto con el alcalde y él mismo la tarde la ocupación. La Guardia Civil se personó en el lugar, pero la familia que había ocupado la casa se negó a abandonarla y alegó además que había menores. Según la información que se ha recabado, se trata de un matrimonio con tres hijos, los pequeños tienen de entre siete y catorce años aproximadamente y otra es mayor de edad, así como la pareja de ésta. Al parecer, venían de otra ocupación en Olivares.

Al día siguiente, acudieron a la Policía Local y se llegó a una especie de acuerdo para que se fueran, de acuerdo incluso con la familia propietaria, que les dio un plazo. Pero no lo hicieron.

Durante estas semanas, se ha estado trabajando con la policía local y los servicios sociales de Villanueva del Ariscal para intentar que dejaran la casa. El pasado miércoles hubo otra concentración ante el inmueble, convocada por la hija del matrimonio y a través de las redes sociales.

Durante la concentración del sábado, hubo presencia de la Guardia Civil. Pero, según el edil, no hubo altercados, aunque sí se lanzaron lemas en contra de la ocupación y recordando que es la casa de una pareja de abuelos. También se llamó con insistencia a la puerta, hasta que los okupas salieron y sus legítimos propietarios pudieron volver a entrar.

El portavoz municipal señala que, aunque en Villanueva del Ariscal se han dado casos de ocupaciones de viviendas de bancos, nunca se había producido una situación de este tipo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios