Aljarafe

Menos incendios de pastos que en 2017, a pesar de la preocupación

  • La falta de lluvias y las altas temperaturas desde junio dispararon los fuegos de este tipo el año pasado

  • El origen de la mayoría no se esclarece 

Un incendio de pastos en Tomares, en una imagen de @EmergenciasT. Un incendio de pastos en Tomares, en una imagen de @EmergenciasT.

Un incendio de pastos en Tomares, en una imagen de @EmergenciasT. / @EmergenciasT

A pesar de la preocupación de los vecinos del Aljarafe por los incendios en zonas de pastos de las últimas semanas (sobre todo en Tomares) los bomberos del Aljarafe aseguran que el número de salidas que han tenido que hacer hasta el momento por este tipo de emergencias es menor que el año pasado, cuando se dispararon, con más de 300 sólo en el mes de agosto.

Ello se debe a que este año ha llovido mucho más y el calor fuerte no ha llegado hasta mitad del verano. Los pastos están más verdes y arden con mayor dificultad. El año pasado ocurrió todo lo contrario, por las altas temperaturas desde junio y la falta de precipitaciones. No obstante, se espera que las salidas de este tipo vayan en aumento y que se prolonguen durante el otoño incluso, si no llueve.

Preguntado sobre si se puede saber si los que se han producido son intencionados, como se sospecha en Tomares, el portavoz de los Bomberos del Aljarafe explicó que salvo casos muy concretos, es muy difícil saber de antemano si son intencionados o no.

Los bomberos –acuciados además por la falta de medios y personal en el Aljarafe– se limitan a intervenir para la extinción. Saber si son intencionados requiere de una investigación compleja que habitualmente sólo se hace con graves incendios forestales y cuando hay un delito ambiental, cuando hay heridos o fallecidos o afecta a viviendas o empresas y son los propios seguros los que indagan.

En el caso de pastos, sólo se suelen abrir diligencias cuando se coge al autor o autores del incendio in franganti, se le fotografía o graba, pero no es habitual. En cualquier caso, la Policía Local de Tomares ha abierto diligencias, que ha trasladado a la Guardia Civil, sobre varios de estos fuegos, aunque el Ayuntamiento no ha querido dar más detalles sobre por qué sospecha en ese sentido.

Sobre la posibilidad de que en el fuego del martes que afectó a una zona del cerro de Carambolo en Camas se echara gasolina o algún acelerante en los árboles, para confirmarlo habría que recoger y analizar la tierra alrededor de la zona en la que se cree que ha ocurrido. Estos incendios de pastos, tratados como menores en muchos casos, suelen provocar alarma entre la población porque se producen en solares o zonas urbanas, cerca de viviendas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios