coria del río

Más quejas al Defensor del Pueblo por los gases en el alcantarillado

  • Los vecinos siguen reclamando que se actúe en la zona, descontaminando los suelos si hace falta

Una de las calles de la barriada, en la que puede verse una alcantarilla sellada, el pasado otoño. Una de las calles de la barriada, en la que puede verse una alcantarilla sellada, el pasado otoño.

Una de las calles de la barriada, en la que puede verse una alcantarilla sellada, el pasado otoño. / víctor rodríguez

Vecinos de la barriada Guadalquivir de Coria del Río, afectados por los gases y olores que se trasladan por el alcantarillado y salen por los desagües de algunas viviendas, se reunieron hace unos días con responsables de la oficina del Defensor del Pueblo Andaluz a los que trasladaron que, aunque en menor medida, el problema se sigue produciendo, sobre todo en algunas casas de la zona más antigua del barrio. Fuentes de la institución que dirige Jesús Maeztu confirmaron que a la queja de oficio que abrió en su día el Defensor del Pueblo se han sumado otras de particulares, y que se sigue trabajando en el tema.

Ya han recibido una contestación, bastante genérica, de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, a la que se dirigieron. Pero no así del Ayuntamiento de Coria del Río, a pesar de que se le reclamó la información hace varios meses. Ante la reiteración de las quejas de los vecinos por la falta de soluciones, desde la oficina se está barajando ampliar el ámbito en el que está actuando con esta queja y dirigirse también a la Consejería de Salud de la Junta y al Instituto Nacional de Toxicología.

El objetivo sería conocer si se ha hecho o se puede hacer alguna gestión para descartar del todo que la prolongada exposición a esos gases y olores que se han relacionado con hidrocarburos pudiera estar teniendo consecuencias en la salud de los afectados, más allá de la sintomatología que han manifestado y que, según ha defendido la Consejería de Salud, no es de gravedad.

Por su parte, el alcalde, Modesto González, mantuvo recientemente una reunión con la Fiscalía de Sevilla que, según señaló, estaría investigando el problema, aunque no quiso dar más detalles. El Ayuntamiento puso una denuncia ante la Policía Nacional en octubre.

Los vecinos han vuelto a lamentar la falta de información y respuestas a un problema cuyo origen, a pesar de todos los medios desplegados por Emasesa (la empresa pública de aguas de la que depende la red de saneamiento en la zona), no se ha determinado del todo, aunque se ha relacionado con la existencia de suelos contaminados por hidrocarburos en el entorno de la barriada del Guadalquivir.

Existe un informe del ingeniero técnico municipal que los relaciona con la actividad de antiguos talleres de reparación de vehículos en la zona, que habrían utilizado pozos ciegos que no se habrían sellado de la forma correcta después. Emasesa ha apuntado a alguna gasolinera como causante, pero no hay conclusiones claras o no se han hecho públicas, lo que ha aumentado la incertidumbre de los residentes, que recuerdan que tampoco se ha puesto en marcha el protocolo para actuar sobre suelos contaminados.

El problema de los olores a hidrocarburos se da desde hace varios años en esta barriada coriana, cercana al río, pero se hizo especialmente intenso a finales del verano y durante el pasado otoño, antes de que lloviera. A diferencia de lo que ocurrió otras veces, los olores tampoco se disiparon del todo con las lluvias. A la reunión de los representantes de los vecinos con el adjunto del Defensor del Pueblo Jaime Bretón, asistió también el portavoz del PP en el Ayuntamiento, Andrés Parrado, que destacó que la comisión de seguimiento creada en el Ayuntamiento no se reúne desde enero.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios