Coronavirus La Junta, en contra de quitar las mascarillas en el transporte

Andalucía

Esperpento en la dependencia

  • Mato critica la deuda de la Junta con 20.000 familias que no cobran desde hace año y medio. Se 'cuela' a los dependientes en el plan de proveedores, pero el Gobierno lo niega.

De "esperpento" calificó ayer la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, la gestión de la ley de dependencia en Andalucía. Lo hizo en alusión a la noticia adelantada el martes por esta redacción, en la que se informó de los 20.000 dependientes a los que la Junta adeuda las pagas económicas por cuidados familiares desde hace año y medio.

"Ustedes se muestran orgullosos de su gestión en dependencia y especialmente ponen el ejemplo de una comunidad autónoma que han gobernado toda la vida: Andalucía. Pues bien, allí estamos llegando al limite del esperpento", subrayó Mato en respuesta a una interpelación de la diputada del PSOE Trinidad Jiménez. En el Pleno del Congreso, Mato reprochó a Jiménez que en la comunidad los socios de gobierno del PSOE, IU, "todos los días les recuerdan sus incumplimientos en atención a dependencia".

Desde el pasado miércoles hasta ayer la Junta ha activado un plan (sin publicidad) en el que empleados públicos de la Agencia Andaluza de la Dependencia han visitado a las familias a las que se les adeudan estas pagas por cuidados familiares (entre 487 y 390 euros al mes) para pedirles que firmen un reconocimiento de esta deuda. Tradicionalmente la Junta pagaba los atrasos en marzo, pero no lo hizo en 2012, ni lo ha hecho el pasado marzo. La Junta consideró que esta deuda se puede saldar con cargo al plan de proveedores (el tercero) que el Gobierno central activó el pasado julio.

Sin embargo, fuentes del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas que dirige Cristóbal Montoro niegan que sea posible. "No entra dentro de los requisitos, deben ser organizaciones sin ánimo de lucro, y además está fuera de plazo", explicaron las mismas fuentes, que instaron a la lectura del decreto ley 8/2013, de 28 de junio, de medidas urgentes contra la morosidad de las administraciones públicas y de apoyo a entidades locales con problemas financieros. Aquí comienza el esperpento.

Porque la Junta ya ha cargado estas partidas. En el conjunto de facturas que se tenían que mandar al Ministerio antes del 19 de julio la Junta introdujo la deuda con las familias (de la que no facilita el importe total adeudado). Hasta el 24 de julio el Ministerio de Hacienda realizó comprobaciones sobre la relación remitida por las comunidades autónomas para subsanar errores. La Junta recibió los reparos de la Administración central sobre algunas de las facturas, pero ninguna sobre dependencia, informaron ayer fuentes de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales. Por eso la Junta da por válido que en esta partida se puede meter la deuda con las familias.

No obstante, la propia Intervención General de la Consejería de Hacienda advirtió que esta partida no se puede reclamar de forma "masiva", en palabras de estas fuentes, por lo que Salud inició una "segunda fase del procedimiento" en la que se han tenido que justificar uno a uno los expedientes, aún cuando el plazo para los proveedores concluyó el día 6. La Junta se escuda en que el plazo que da el decreto ley a los interventores generales de las comunidades para entregar una relación completa certificada de las facturas concluye hoy y por eso desde el miércoles pasado se montó un plan exprés de visitas a domicilios de los dependientes. Se buscan autorizaciones de los familiares, que reconozcan las deudas y esos documentos sirvan como facturas ante Hacienda.

La Agencia de la Dependencia reclamó la colaboración de sus empleados para que, de forma voluntaria, se adscribiesen a esta campaña. Se trabajó por las tardes e incluso el pasado fin de semana. A cambio se compensará en horas. Salud apostilló que se planteó de forma voluntaria, no se obligó a los trabajadores a trabajar en este horario. Los trabajadores subrayaron que persiguen que las familias puedan cobrar la cantidad adeudada. Antes llamaron a los domicilios por teléfono y, si no había respuesta, se personaron en los domicilios. En algunos casos, algunos afectados, mayoritariamente ancianos, recibieron visitas sobre las 21:30 y se negaron a abrir la puerta a quien se identificaba como valorador de la Junta. Salud no especificó cuántas visitas se han podido hacer finalmente y qué pasa con las familias con las que no se ha podido contactar. Tampoco el número de trabajadores que han integrado este plan de visitas exprés.

Las mismas fuentes especificaron que este plan lo ideó el equipo de la anterior consejera, María Jesús Montero (ahora responsable de Hacienda), y se desvincula del calendario de pagos anunciado el lunes por la nueva responsable de este departamento, María José Sánchez Rubio. Este plan de pagos se dirigirá a empresas y organizaciones que prestan ayuda a domicilio a dependientes y residencias de ancianos y discapacitados, a las que se adeuda una cantidad tampoco aportada por la Junta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios