Andalucía

El PSOE y la Junta chocan por los posibles "despidos" en la administracion paralela

  • Una partida de 15 millones en 2020 para "costes indemnizatorios" en las entidades instrumentales desata la polémica en la Cámara

José Antonio Nieto interviene en el Pleno. Delante, Juan Marin y Juanma Moreno. José Antonio Nieto interviene en el Pleno. Delante, Juan Marin y Juanma Moreno.

José Antonio Nieto interviene en el Pleno. Delante, Juan Marin y Juanma Moreno. / Julio Muñoz / Efe

El acuerdo presupuestario firmado por PP, Ciudadanos y Vox incluye en la parte que atañe a las cuentas de 2020 una partida de 15 millones para abordar "costes indemnizatorios" dentro de la ambiciosa remodelación que los tres partidos que soportan el Gobierno andaluz han previsto para las entidades instrumentales, la polémica administración paralela. ¿Eso significa que va a haber despidos? El PSOE asegura que sí al mismo tiempo que los tres socios del centroderecha lo niegan con distinta intensidad. 

Los socialistas hablan de "9.000" despidos, según dijo ayer martes Antonio Ramírez de Arellano. El ex consejero de Hacienda aseguró que esta cifra fue mencionada por Vox en una comisión parlamentaria. Sin embargo, Alejandro Hernández, portavoz de la formación, ha rechazado esta posibilidad. "En ningún caso se ha hablado de despidos", ha matizado el diputado cordobés.

El objetivo es "cambiar la estructura" de estas entidades instrumentales. El proceso, que ha comenzado con las auditorías ordenadas por el Gobierno, seguirá con una fiscalización externa. El fantasma de los despidos planea sobre este asunto desde el mismo día en que se conoció el documento firmado entre PP, Ciudadanos y Vox. El propio consejero de Hacienda, Industria y Energía, Juan Bravo, rechazó la posibilidad de despedir a trabajadores. 

Es más, el acuerdo recoge la posibilidad de integrar a personal laboral o modificar su condición para que pueda llevar a cabo labores que, por su situación contractual, no pueden realizar ahora mismo. Bravo, en la rueda de prensa conjunta con Hernández y Rogelio Velasco, aludió a posibles procesos de estabilización, teniendo en cuenta la experiencia laboral y los méritos de los trabajadores de la administración paralela.

"No se trata de amortizar y eliminar puestos de trabajo sin más. Ese no es el objetivo de las propuestas que ha hecho Vox en los presupuestos ni creemos que sea el objetivo del Gobierno", ha recalcado el portavoz Hernández. Su homólogo en el PP, José Antonio Nieto, ha hablado precisamente en nombre del Ejecutivo para garantizar la continuidad en la Junta de los trabajadores que hayan accedido a su puesto cumpliendo con los requisitos de concurrencia, mérito y capacidad.

De esta manera, el portavoz popular pone el foco sobre una batalla histórica del PP: la polémica sobre los "enchufados" por parte de la Administración socialista. Nieto ha aludido a casos de "alcaldes" del PSOE o cargos orgánicos que tras "salir de las listas electorales" hallaron acomodo en "fundaciones" y otras entidades del sector instrumental andaluz. Sin nombrarla, Nieto se refería a la Faffe, la fundación sobre cuya gestión se está indagando en una investigación parlamentaria. 

Desde CCOO rechazan este discurso y echan en falta una "explicación" sobre el destino de esa partida de 15 millones, pero en el sindicato ponen la venda antes de la herida. Agustín de la Cruz, responsable de sector público en la federación andaluza de esta central sindical, defiende la "profesionalidad" de los trabajadores de las entidades instrumentales y atisba una "posible privatización" en las declaraciones lanzadas por los partidos que soportan el Ejecutivo de Juanma Moreno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios