Andalucía

Susana Díaz confirma la ruptura con IU y el adelanto electoral

  • Los andaluces acudirán a las urnas el 22 de marzo. Los tres consejeros de IU saldrán del Gobierno.

Comentarios 77

Los andaluces votarán finalmente el 22 de marzo. La presidenta de la Junta, Susana Díaz, comunicó anoche, al filo de las 21:30, al líder de IU, Antonio Maíllo, que adelantará las elecciones al dar por rota la coalición de izquierdas y entender que ésta ya no aportaba estabilidad al Ejecutivo. Serán, por tanto, los andaluces los que decidan en un plazo de menos de dos meses cómo se articula el nuevo Parlamento. La presidenta da así el paso más arriesgado de su carrera política con el objetivo de salir de las elecciones con una mayoría que le permita gobernar en solitario. Sin embargo, los sondeos, como el último Barómetro Joly, presentan una Cámara más dividida donde, no obstante, el PSOE recuperaría el primer puesto que perdió en las elecciones de marzo de 2012, cuando presentó a José Antonio Griñán como candidato y logró 47 escaños. Podemos entraría en la Cámara y condicionaría la gobernabilidad que ha habido en Andalucía en las últimas décadas.

Tal como había quedado claro el viernes, la primera persona a la que Susana Díaz confirmó el adelanto fue al coordinador de IU, el partido con el que los socialistas han gobernado en los últimos tres años. El pacto ya se daba por roto e, incluso, se había adelantado el 22 de marzo como la fecha más probable, pero la llamada telefónica de Díaz a Maíllo escenifica la apertura de un proceso que comienza esta misma mañana. A las 11:00 comenzará un Pleno extraordinario en el Parlamento andaluz, en el que Díaz explicará las razones de su decisión. El resto de los grupos, IU y PP, también expresarán su postura, que es contraria al adelanto. IU sostiene que ha habido una "ruptura unilateral" del pacto por parte del PSOE porque esta federación considera que no había inestabilidad en el Gobierno. Sin embargo, a lo largo de estos días, ninguno de sus dirigentes pudo afirmar con rotundidad que en junio no se celebraría un referéndum entre sus bases para decidir si seguían coaligados con los socialistas. El PP también se ha mostrado contrario a la cita, aunque en los últimos días, su líder, Juan Manuel Moreno, solicitó que se convocase en mayo, junto a las municipales.

Después del pleno extraordinario, Susana Díaz reunirá en San Telmo a su Gobierno y, posteriormente, firmará el decreto de disolución del Parlamento y de convocatoria electoral. Tal como indica el Estatuto de Autonomía, es preceptiva la deliberación del Consejo de Gobierno para la convocatoria. Una de las dudas que se debe resolver en las próximas horas es cómo se producirá la salida de los dos consejeros de IU, Rafael Rodríguez y Elena Cortes, y del vicepresidente, Diego Valderas. Parece que la decisión corresponderá a la presidenta, porque los dirigentes de IU no quieren dimitir para no dar la impresión de que son ellos los que rompen y los que se van. Fuentes del Gobierno explicaron anoche que la presidenta dará unas horas a los consejeros para que adopten su postura; en el caso de que no se vayan, ella firmará, ya por la tarde, el decreto de destitución y de nombramiento de los sustitutos.

Aún no está decidido cómo se recompondrá el Gobierno. El consejero de Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, asumirá las competencias de la Consejería que deja Diego Valderas, que es la de Gobernación, pero es posible que Turismo y Fomento, las otras dos carteras de IU, cuenten con nuevos titulares debido a su especificidad y a la dificultad para ser absorbidas. IU entró en el Gobierno como consecuencia del pacto que el ex presidente José Antonio Griñán fraguó después de las elecciones de marzo de 2012, cuando el PSOE perdió las elecciones frente al PP y hubo de recurrir a sus socios. La coalición ha funcionado con calma hasta este mismo mes de enero, cuando el referéndum de IU ensombreció las relaciones. Pero no ha sido ésta la única razón. Susana Díaz también aprovecha lo que cree que es un momento electoral oportuno para ganar los comicios y frenar a Podemos antes de que IU entre en riesgo severo de desaparecer. La decisión de la presidenta, aunque anunciada desde hacer una semana, ha sido una sorpresa en el panorama nacional, ya que las andaluzas iniciará un año de elecciones donde habrá tres más: las municipales del 24 de mayo, las catalanas de septiembre y las generales. De algún modo, 2015 será un año histórico para el sistema de partidos que ha imperado en España desde hace tres décadas, sustentado en un bipartidismo entre conservadores y socialdemócratas.

A partir de hoy, los partidos que acudan a la convocatoria tendrán que acelerar sus calendarios. A mediados de febrero, tendrán que presentar sus listas provinciales. El principal problema se da en Podemos y en Ciudadanos, que aún no tienen candidatos a la Presidencia de la Junta. El partido de Pablo Iglesias había iniciado un largo proceso de primarias para elegir a su secretario general en Andalucía. Por ahora, la única candidata es la eurodiputada gaditana Teresa Rodríguez, quien ha manifestado su intención también de ser la presidenciable. PSOE, PP e IU tienen sus candidatos elegidos. Susana Díaz afrontará sus primeras elecciones como cabeza de cartel frente al popular Juan Manuel Moreno y a Antonio Maíllo, de IU.

La legislatura que se cierra esta mañana ha sido una de las más movidas de la historia autonómica andaluza. Comenzó con la insuficiente victoria del PP de Javier Arenas, que vio cómo se le escapaba de las manos la mejor oportunidad que nunca tuvo este partido. Arenas dimitió, como también lo hizo el presidente elegido, José Antonio Griñán, que dejó el cargo por el caso de los ERE y se lo entregó a Susana Díaz. Ésta ha gobernado durante 16 meses.

Una diputación permanente representará al Parlamento desde hoy hasta la constitución de la nueva Cámara. El pleno elegirá hoy varios puestos vacantes en esta comisión, lo que dará la oportunidad al PSOE de meter a los ex consejeros preimputados por la juez Mercedes Alaya por el caso de los ERE. Los ex consejeros Antonio Ávila, Carmen Martínez Aguayo, Francisco Vallejo y Manuel Recio seguirán aforados ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, por lo que la juez no podrá emprender medidas contra ellos. No obstante, es casi seguro que estas personas no figuren en las listas socialistas del 22 de marzo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios