Andalucía

Vox apuesta por la eliminación del Defensor del Pueblo Andaluz

  • Defienden que Jesús Maeztu "esta politizado hacia la izquierda" y que sus funciones las realiza el Defensor estatal

El defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, saluda a la presidenta del Parlamento Andaluz, Marta Bosquet. El defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, saluda a la presidenta del Parlamento Andaluz, Marta Bosquet.

El defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, saluda a la presidenta del Parlamento Andaluz, Marta Bosquet. / Juan Carlos Vázquez

El Defensor del Pueblo Andaluz "está politizado hacia la izquierda", aseguran en Vox. Y esa, junto con la duplicidad, es la razón principal por la cual Vox ha planteado este miércoles la eliminación de la oficina que dirige, en funciones, Jesús Maeztu. Ha sido en el Parlamento, donde el Defensor ha dado cuenta de su informe anual, donde el partido de Santiago Abascal ha sugerido esta supresión.

El propio Maeztu, presente en la comisión de la Cámara, ha negado la parcialidad de la que Alejandro Hernández, portavoz de Vox en el legislativo, le ha acusado. El resto de grupos y la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, han respaldado el trabajo del ex sacerdote gaditano, que ejerce su puesto en funciones desde hace más de un año, pero tiene papeletas para seguir en el cargo. Sobre todo después de que Juan Marín revelase que es el candidato del nuevo Gobierno, a pesar de su avanzada edad.

Tras la primera intervención de Maeztu para ofrecer los datos del informe, el portavoz de Vox, Alejandro Hernández, ha asegurado: "Con el debido respeto, la Institución la vemos con reserva porque creemos que es redundante e innecesaria". En su opinión, "no tiene razón de ser" al considerar que con el Defensor del Pueblo Nacional es "suficiente" y corre el "riesgo de convertirse en receptáculo del derecho al pataleo".

Hernández ha dicho que no ponía en duda los datos del informe, pero el diputado cordobés ha asegurado que la manera de hablar, el tono y como Maeztu hace la exposición es "muy próximo a partidos de izquierda". También le ha recriminado que aborde asuntos como el suicidio asistido o la forma de tratar materias como la inmigración.

En su segunda intervención e informe en mano, el Defensor ha replicado: "Esto no es ideología. Aquí hay mucho dolor, problemas que te ponen los pelos de punta o inmigrantes que piden su derecho de asilo". "Creo en el trabajo de la persuasión moral y quiero el convencimiento no el vencimiento. Esto (por el informe) es la vida de la gente que no tiene derecho o se lo han quitado y si existe la Institución es porque hay deficiencias", ha aseverado.

Maeztu ha recordado al portavoz de Vox que la figura del Defensor está recogida en la Constitución y el Estatuto de Autonomía de Andalucía y le ha invitado a hacer una visita a la Oficina. "Estoy seguro de que después pensará de otra manera y no que la Institución está de más. Los que trabajamos en ella somos profesionales y trabajamos con pasión", ha enfatizado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios