El curso escolar en la crisis del coronavirus

Andalucía se desmarca del criterio nacional y no dará un aprobado general en las aulas

  • La Junta establece que habrá evaluación del tercer trimestre en los colegios e institutos de Andalucía aunque con un criterio "flexible"

  • Se tendrán en cuenta las circunstancias de cada estudiante y las posibilidades que haya tenido de acceder a las nuevas tecnologías

Alumnas de un instituto durante la realización de un examen de fin de curso. Alumnas de un instituto durante la realización de un examen de fin de curso.

Alumnas de un instituto durante la realización de un examen de fin de curso. / D. S.

Habrá evaluación del tercer trimestre en los centros educativos andaluces, aunque se adaptará a las circunstancias de cada estudiante. Así lo ha anunciado el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, tras la Conferencia Sectorial de Educación celebrada por videoconferencia este miércoles, en la que se han abordado distintos aspectos del fin de curso escolar, condicionado por estado de alarma a consecuencia del Covid-19.

Imbroda ha detallado que se valorará el trabajo realizado por los alumnos durante el confinamiento, mediante las clases on line, pero también se tendrá en cuenta a aquellos menores que no hayan podido avanzar en la adquisición de conocimientos por diversos motivos, entre ellos, la brecha digital

En estos casos, dichos contenidos se incorporarán al inicio del próximo curso, cuyo arranque también habrá que valorarlo. 

Estas decisiones se incluirán en unas instrucciones que el lunes se enviarán a todos los centros educativos andaluces para que los equipos directivos y docentes las tengan en cuenta a la hora de afrontar el final de curso. 

Rechazo al aprobado general

La Junta descarta, así, el aprobado general que pedían algunos colectivos. El propio Imbroda reconoció este martes que dicha opción supone un "claro menosprecio" al trabajo que desarrollan los docentes en sus hogares desde que se activó el confinamiento. El consejero ha agradecido, otra vez, el esfuerzo de maestros, profesores, alumnos y familias para que, en las actuales circunstancias, se pueda seguir impartiendo clases. 

En este sentido, un estudio de la Universidad de Granada muestra también el rechazo de los profesores de institutos andaluces al aprobado general. En dicho informe los profesionales se inclinan por un ajuste de curriculo, es decir, de fijar unos objetivos didácticos en función de los medios disponibles y evaluar sobre ellos, teniendo en cuenta siempre las diversas circunstancias del entorno y los diferentes accesos a las nuevas tecnologías que tienen los alumnos. Ésta es la opción por la que finalmente se ha decantado la Junta.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios