Andalucía

La negociación para remodelar el Gobierno andaluz tensa la relación entre PP y Ciudadanos

  • El presidente de la Junta confirma que habrá retoques, aunque fuentes del Gobierno rechazan que se vaya a ampliar el número de consejerías 

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno , junto al vicepresidente, Juan Marín, en Fitur en 2019. El presidente de la Junta  de Andalucía, Juanma Moreno , junto al vicepresidente, Juan Marín, en Fitur en 2019.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno , junto al vicepresidente, Juan Marín, en Fitur en 2019. / Álex Zea (Efe)

Habrá una "remodelación" en el Gobierno andaluz antes del mes de agosto. La duda es cuál será el calado de los cambios. PP y Ciudadanos están negociando en estos momentos cómo será y las posturas no están todo lo cerca que deberían. Sí descartan todas las fuentes que vayan a producirse cambios en las 11 consejerías que componen el Ejecutivo desde su conformación, hace ahora año y medio.

El propio presidente Juanma Moreno ha matizado en Málaga que "no habrá una remodelación amplia", pero ha insistido en que no habrá una "crisis de Gobierno". Es el mismo mensaje que lleva varios días enviando su vicepresidente, Juan Marín, que rechaza también la palabra "crisis", pero el lunes dijo que ahora es el momento idóneo para reforzar al Ejecutivo andaluz para afrontar las consencuencias de la crisis derivada del coronavirus. 

Sobre la mesa hay varias opciones. Una es por la que se inclinan en el lado naranja del Gobierno, que apuesta por un aumento de consejerías, pero el sector del PP no está por la labor de atender esta petición. Fuentes cercanas al ámbito popular del Ejecutivo garantizan que no habrá más consejerías y circunscriben los cambios a los segundos niveles. 

Según explican estas mismas fuentes, hay políticas que involucran a varias consejerías, con las consecuentes dificultades en la coordinación. La solución ideada pasa por poner a uno de los departamentos al frente de estas políticas y reforzar así la estrategia, sobre todo después de una pandemia que hará necesarios grandes esfuerzos en materia sanitaria y de políticas sociales, pero también en materia económica y empresarial. Esta tesis se corresponde con la frase de Juanma Morneo en Málaga que ha reconocido que pretenden "reorganizar algunas áreas competenciales para ser más operativos"

Los efectos de un "esfuerzo" en la reducción de altos cargos

Hay departamentos que ya tenían una sobrecarga de trabajo antes de la pandemia. Es el caso de la consejería de Carmen Crespo, que controla las competencias de medio ambiente y agricultura; o la del propio Juan Marín, que dirige un macrodepartamento con asuntos tan dispares como el Turismo, la Justicia o las políticas de regeneración .

Fue precisamente en esas dos consejerías donde se desdobló la estructura provincial con coordinadores de Justicia y Desarrollo Sostenible, pero hay otros departamentos donde la situación es similar y se ha agravado con la pandemia, como Educación y Políticas Sociales. En las provincias el delegado de las consejerías que dirigen Javier Imbroda y Rocío Ruiz es la misma persona y será quien afronte, por ejemplo, un complicado inicio del curso escolar y el aluvión de prestaciones sociales derivadas de la crisis de la pandemia. No hay que descartar, como parte de la remodelación que está en marcha, que la estructura provincial de estas consejerías también se desdoble. 

El portavoz del PP en el Parlamento, José Antonio Nieto, ha reconocido que e stos ajustes son lógicos si se tiene encuenta el "esfuerzo" que hizo el Gobierno en su conformación. "Es el Gobierno con menos consejerías de la historia autonómica", ha dicho Nieto, que ha negado que se hayan producido cambios en el "proyecto político nii en los criterios para ejecutarlos". También ha aludido a entrevistas concedidas por el presidente Juanma Moreno a principios de su mandato en las que anticipó que "habría tiempo para hacer ajustes"

El portavoz popular sólo ha aludido a consejerías de Ciudadanos -Políticas Sociales, Educación y Justicia- entre las que tienen una mayor carga de trabajo y, por lo tanto, necesitan esos ajustes. Es una muestra de que en el PP son reacios a ampliar el número de consejeros, algo por lo que abogan en el lado naranja del Ejecutivo. La tercera pata de la mayoría que sostiene al Gobierno, los socios parlamentarios de Vox, han rechazado este martes cualquier aumento si va encaminado a "colocar" a altos cargos, según ha dicho Alejandro Hernández en una comparecencia en el Parlamento .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios