TRÁFICO Todos los cortes de tráfico por la Feria de Abril

Alimentación

La OCU detalla los cinco requisitos que ha de cumplir un zumo preparado saludable

Los requisitos que deben cumplir los zumos para resultar saludables

Los requisitos que deben cumplir los zumos para resultar saludables

Una alimentación saludable en los más pequeños es imprescindible para disminuir los riesgos de sufrir obesidad, anemia, caries o trastornos nutricionales. Además, en edades en torno a los 1 o 2 años, los niños cuentan con unas necesidades nutricionales incluso superiores a las de un adulto. 

La importancia de una alimentación equilibrada infantil no es solo una cuestión de presente, sino que es primordial para dotar a los niños y niñas de unas rutinas alimentarias eficaces así como de un estilo de vida saludable. Por ello, a la hora de escoger alimentos saludables es primordial conocerlos bien a fondo. La Organización de Consumidores y Usuarios ha realizado un análisis de los 97 zumos infantiles más consumidos en el mercado, de 5 tipos distintos, dado que es uno de los indispensables en las meriendas de los más pequeños, debido a que es fácil de transportar y de consumir gracias a su brik y su pajita.

La organización quiere recordar que, si bien la fruta es imprescindible para el desarrollo y crecimiento de niños y niñas, no hay que confundir estos zumos con tomar fruta. Los zumos cuentan con menos fibra y mucho más azúcar. Estas son las 5 categorías de zumos y sus distintas características, para conocer a fondo los requisitos que ha de cumplir un zumo preparado.

Zumos exprimidos

Es el jugo resultante de exprimir las frutas y los que más semejanzas guardan con los zumos caseros, dado que no cuentan con aditivos. Por su conservación, son los menos abundantes en el mercado.

Zumos procedentes de concentrado

Es el resultado de añadir agua a un concentrado de zumo y suelen proceder la mayoría de fuera de España. En estas zonas productoras de fruta, se exprimen y se les quita el agua al zumo para concentrarlo y evitar tanto el almacenaje como el transporte de agua. No cuentan tampoco con aditivos y al 80 % se le añade vitamina C, dado que pueden haber perdido la mayor parte durante la fase de concentración. Esta categoría cuenta con la gran mayoría de los zumos disponibles en el mercado.

Néctares de fruta

Estos zumos son elaborados a partir de un determinado porcentaje mínimo de fruta, el cual viene determinado por la normativa vigente. Por ejemplo, para zumos de melocotón o naranja, esta proporción debe encontrarse al 50 %. Para obtener estos néctares, se añade a la fruta agua y azúcar o edulcorantes. Hay que recordar que cuando estos productos se encuentran marcados con la etiqueta "Sin azúcares añadidos", significa que no contienen ni azúcar ni edulcorantes. 

Nueve de cada diez néctares de los analizador por la OCU cuentan con aditivos: una mezcla de acidulantes, antioxidantes y edulcorantes. Hasta la mitad de ellos disponen de vitamina C o una combinación de vitaminas A,C y E. 

Bebidas a base de zumo

Cuentan con bastantes semejanzas con los néctares, no obstante este producto cuenta con la etiqueta  “sin azúcares añadidos” pero contienen edulcorantes; o no disponen del porcentaje de fruta establecido para considerarse néctares. Según la marca, estos porcentajes se encuentran entre el 7 y el 70 %. Contienen aditivos,  colorantes, acidulantes, antioxidantes y edulcorantes; además de vitamina C o la combinación de  vitaminas A, C y E.

Bebidas a base de zumo y leche

Una de las bebidas más consumidas por los más pequeños. Cuentan con un porcentaje de zumo de entre el 7 y el 41 % y de leche entre el 3 y el 15 %. El resto del producto se encuentra compuesto por agua. Destacar que en la mayoría de estos productos aparece la palabra "Zero", dado que usan leche desnatada, sin embargo si que pueden llevar azúcar. Contienen aditivos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios