'Octavio Paz. Un camino de convergencias' Octavio Paz en rotación

  • Juan Malpartida dirige una mirada caleidoscópica a la figura del Premio Nobel en un libro que no cae en la alabanza sin límites y en el que el análisis certero predomina sobre la anécdota

Octavio Paz (Ciudad de México, 1914-1998) . Octavio Paz (Ciudad de México, 1914-1998) .

Octavio Paz (Ciudad de México, 1914-1998) .

"Ningún lector lee siempre el mismo libro cuando lee Hamlet, ni el acto de la lectura puede ser inequívoco", nos recuerda el escritor y ensayista Juan Malpartida en Octavio Paz. Un camino de convergencias, en el que incluye una colección de ensayos breves sobre la obra del Premio Nobel mexicano. Ningún lector lee siempre el mismo libro ni ningún crítico o investigador aborda de la misma manera la obra de un autor por muy conocido y estudiado que sea, como es el caso del escritor al que Malpartida se enfrenta. Es la suya una aproximación caleidoscópica, que huye del punto de vista único y de la alabanza sin límites, por más que estos escritos dejen traslucir una devoción sincera por el hombre y el artista.

Los textos incluidos en este volumen, publicados entre 1992 y 2014, han sido ahora revisados –ampliados en algunos casos, reducidos en otros– para dar forma a un contundente estudio, fragmentario pero coherente, que arroja nueva luz sobre la obra de Octavio Paz. También sobre su vida, aunque, en este aspecto, Malpartida haya pulido la anécdota hasta dejarla en los huesos para que el lector no se distraiga con arrullos vanos. La obra de Octavio Paz, su riqueza y diversidad, se presta bien a esta inteligente aproximación desde múltiples perspectivas, aunque Malpartida acentúe recurrentemente algunos aspectos cruciales y definitorios de la literatura y el pensamiento de Paz. 

Portada del libro. Portada del libro.

Portada del libro.

Cada uno de los nueve ensayos incluidos en el libro aborda una cuestión trascendental en la obra de Paz, aunque la porosidad del discurso de Malpartida permita el acertado trasvase de cuestiones esenciales para explicar diferentes aspectos de la labor creativa del autor de Conjunciones y disyunciones. El acercamiento a la concepción poética del escritor mexicano se aborda, por ejemplo, en Una poética en rotación, aunque el análisis de algunos de sus poemas –con absoluto protagonismo de Blanco– salpique la mayoría de los ensayos.

"Una conversación con Paz podía alimentar varias tesis", asegura el autor de este libro

La persona y el mundo es el primero y el único de estos textos que tiene como centro la vida del poeta mexicano. Malpartida huye de la nota colorida para rescatar una serie de momentos y relaciones decisivas que ayudan a comprender mejor la obra del autor, su carácter artístico y sus obsesiones intelectuales.

Malpartida insiste –y esta insistencia quizás lleve una reivindicación implícita– en la figura de Octavio Paz como pensador "preocupado y ocupado" por cinco cuestiones sustanciales: "tiempo, significado, negación, deseo y presencia". También en la "esclarecedora imaginación ensayística del poeta mexicano, que como la de todo verdadero artista o pensador, amplió la realidad". No olvida tampoco su labor como crítico de arte, a la que llegó "llevado por impulsos muy diversos: la invitación de un amigo al que admiraba, la exploración del arte mexicano, porque le tocaba muy de cerca o porque le hacía pensar".  Explora esta faceta menos conocida Paz en La imagen y el rostro, un texto en el que Malpartida ahonda en una de las facetas menos conocidas del autor de El mono gramático. 

El crítico, poeta, narrador y ensayista Juan Malpartida (Málaga, 1956). El crítico, poeta, narrador y ensayista Juan Malpartida (Málaga, 1956).

El crítico, poeta, narrador y ensayista Juan Malpartida (Málaga, 1956). / Fórcola Ediciones

Todas estas cuestiones están de alguna manera implícitas en Reinventando el amor, uno de los ensayos más certeros del libro, no sólo por  la fortuna con la que aborda un asunto crucial en la obra de Paz –su concepción del amor, del erotismo y la sexualidad– sino porque es, quizás, el más personal del libro. En él, Malpartida se aproxima a la poesía y al pensamiento de Octavio Paz  a través de un "pequeño rodeo" que lo lleva a detenerse en algunos interesantes hitos de la filosofía y la literatura erótica-amorosa, como el Marqués de Sade, Denis de Rougemont o Georges Bataille, sin olvidar a Freud.  

Juan Malpartida mantuvo una intensa relación personal y literaria con Octavio Paz y este conocimiento de primera mano enriquece su aportación al estudio de la obra del reconocido poeta, pero también su lúcido acercamiento al pensador, ensayista y crítico de arte y literatura que fue el escritor mexicano. "Una conversación con Paz podía alimentar varias tesis", asegura el autor del libro. Como ejemplo de algunas de las largas charlas mantenidas entre ambos a lo largo de los años, se incluye como cierre del volumen una entrevista que Malpartida le hizo a Paz en 1988 y que fue publicada en la revista El Urogallo. Es este diálogo un revelador documento de la lucidez e inteligencia de un escritor capaz de trascender su propia obra para explicar la de sus antecesores más cercanos y la de sus propios contemporáneos. Lucidez, inteligencia, y también generosidad para hablar de sus preferencias y sus fobias con equilibrio y dignidad. Paz responde largamente a las preguntas de su interlocutor-amigo, pero también tiene la admirable osadía de proponer y contestar a sus propios interrogantes.

En Octavio Paz. Un camino de convergencias, Juan Malpartida ha huido deliberadamente de lo académico, pero también de ese falso carácter divulgativo de muchas propuestas vacuas. El lector interesado en acercarse  a la obra de Octavio Paz a través de una mirada atenta y rigurosa, también apasionada, tendrá en este libro una grata recompensa. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios