Fútbol | Selección

Test de campeones con público

  • España se mide en el Wanda Metropolitano con la Portugal de Cristiano Ronaldo, actual poseedora del título continental

  • La presencia de aficionados, un aliciente añadido

Luis Enrique da órdenes con vehemencia con el medio centro Rodri en primer plano.

Luis Enrique da órdenes con vehemencia con el medio centro Rodri en primer plano. / pablo garcía / efe

Cuatro días después del inicio de los entrenamientos, la selección española acelera su preparación para la Eurocopa 2020 contra Cristiano Ronaldo y Portugal, la actual campeona de Europa, que somete a un test fiable al equipo de Luis Enrique, pendiente de probar, verificar y resolver varios detalles en el estadio Wanda Metropolitano, con público 14 meses después.

En el reinado continental de España en Austria y Suiza 2008 y Polonia y Ucrania 2012 -también mundial en Sudáfrica 2010- lo relevó el conjunto luso, el vigente campeón de una corona que quiere de nuevo el equipo español, aunque son otros tiempos, un nuevo ciclo, del que apenas queda nada de aquellos triunfos.

Nada más Sergio Busquets y Jordi Alba sobreviven en la lista para la Eurocopa 2020 desde el último título, al frente de un equipo que cuenta con 17 debutantes en la fase final de un gran torneo con la selección española absoluta; que emprende una nueva era sin Sergio Ramos, con 180 partidos como internacional, campeón de todo, capitán y fuera del torneo, y transformado en una incógnita hasta que empiece a competir de verdad en la cita continental.

En su estilo ofensivo, que entiende el ataque como una constante irrenunciable en su concepción del camino hacia la victoria, los últimos vaivenes en sus resultados, en su juego o en su pegada, dependiendo del momento y del encuentro, inciden en esa sensación cuando inicia la cuenta atrás para su debut, el próximo 14 de junio ante Suecia en el Estadio de la Cartuja de Sevilla.

Porque en sus últimos cuatro compromisos, por ejemplo, España ha pasado de golear de una forma imparable, incontestable e imponente a Alemania (6-0), con aquel sonoro triunfo que recorrió todo el mundo, a empatar como local con Grecia (1-1) o a ganar de forma agónica en Georgia (1-2). Tras esos contrastes, luego venció 3-1 a Kosovo en su último duelo previo a la lista de 24 hombres para la Eurocopa 2020.

De hecho, de los últimos once encuentros desde que Luis Enrique retomó el mando, el pasado septiembre con un 1-1 contra Alemania, el equipo nada más ha salido vencedor de cinco (4-0 a Ucrania, 1-0 a Suiza, 6-0 a Alemania, 1-2 a Georgia y 3-1 a Kosovo). A la vez, empató otros cinco -incluido un 0-0 en su precedente más reciente ante Portugal- y sólo fue derrotado en uno.

En el Wanda Metropolitano, de nuevo con espectadores en sus gradas -no había público en un partido en el estadio del Atlético de Madrid desde el 7 de marzo de 2020 y para este amistoso están autorizados 22.590 espectadores-, surgen incógnitas hacia fuera del equipo por varias cuestiones en duda en la configuración del once para la Eurocopa de Luis Enrique, de las que puede haber algunas señales este viernes o no, porque la alineación es otra incógnita.

Entre ellas está la portería, si dará ya recorrido a Robert Sánchez, el tercer guardameta hasta ahora, o si mantendrá la apuesta de los últimos seis duelos por Unai Simón. Cinco años después del último encuentro de Casillas como internacional, nadie se ha afianzado ni ha logrado la seguridad y las certezas que demostró él.

También será una nueva prueba en el lateral derecho, donde apunta Marcos Llorente, capaz de jugar en cualquier lado del esquema, y desvelará la primera formación del centro de la defensa sin Sergio Ramos ni Íñigo Martínez. Eric García, Diego Llorente, Pau Torres y Laporte -ante su posible debut como internacional español- son la competencia por las dos posiciones.

Igualmente, la elección entre Sergio Busquets o Rodri para el medio centro; la titularidad del fenómeno Pedri o la composición del trío ofensivo, con Dani Olmo, con Morata y quizá con Gerard Moreno o Ferran Torres para lograr la pegada que se necesita en un torneo como el que le aguarda a la selección. Adama Traoré, en principio, es la única baja por unas molestias musculares que no le han permitido entrenar con el grupo en toda la semana.

Enfrente, el actual campeón de Europa quiere revalidar título y no lo tendrá fácil en el grupo que comparte con Alemania, Francia y Hungría, pero tendrá la oportunidad de ponerse a prueba por primera vez ante otro rival de peso, España, a quien sólo ha ganado en seis de los 37 partidos que los han enfrentado.

Fernando Santos podrá empezar a dibujar el equipo que llevará a la Eurocopa, pero todavía no tiene a todos sus jugadores a punto y hay varias figuras que se quedan fuera. Es el caso de Bernardo Silva, João Cancelo y Rúben Dias, los portugueses del Manchester City.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios