automovilismo 3 raid

El Dakar recupera su ADN africano

  • La edición más dura de las disputadas en Sudamérica arranca desde Paraguay con Sainz, Roma y Barreda

El Dakar recupera su ADN africano El Dakar recupera su ADN africano

El Dakar recupera su ADN africano

El Dakar de 2017, el "más duro jamás realizado en Sudamérica", según el director deportivo Marc Coma, arranca en Paraguay, pasará por Bolivia, con un día de descanso el 8 de enero en La Paz y con etapas a unos 3.500 metros de altura, y concluirá el día 14 en Buenos Aires.

Paraguay es el vigésimo noveno país, el quinto americano, que se suma al Dakar, y será el punto de partida de una travesía de alrededor de 9.000 kilómetros, unos 4.000 de ellos cronometrados, divididos en 12 etapas, seis de las cuales serán en la altura. La trigésima novena edición del Dakar, la novena que se desarrolla en Sudamérica, tendrá en total a 316 competidores, 82 de ellos debutantes.

En la categoría de coches habrá 75 pilotos, entre los que destacan el defensor del título, Stephane Peterhansel (Peugeot), ganador de 12 ediciones del Dakar, y sus compañeros de equipo, los españoles Carlos Sainz y Nani Roma, y los franceses Cyril Despres y Sebastian Loeb. El qatarí Nasser Al-Attiyah (Toyota), el sudafricano Giniel de Villiers (Toyota) y el finlandés Mikko Hirvonen también intentarán hacerse con la corona de Peterhansel. En motos habrá 146 participantes, entre ellos el australiano Toby Price (KTM), vigente campeón, el eslovaco Stefan Svitko (KTM), Laia Sanz (KTM), Joan Barreda (Honda) y el chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna). Mientras que en camiones competirán 50 pilotos. El holandés Gerard de Rooy (Iveco) y el ruso Ayrat Mardeev (Kamaz), campeón y ganador en 2016, marcarán la pauta.

El calor, el frío, la humedad, la altitud, la arena son características de los 9.000 kilómetros repartidos en 12 etapas. En la quinta, los corredores llegarán a Bolivia, donde comenzarán los problemas derivados de la altitud durante seis días. Una de las novedades del Dakar de este año es la creación de la categoría UTV (Vehículos Utilitarios Todo Terreno), en la que compiten coches de menos de 1.050 cilindradas. La otra es que los sistemas de navegación de todos los vehículos tendrán limitaciones para que los instrumentos de guía no ayuden tanto a los corredores recuperando así el ADN de la prueba. La dureza física y psicológica de la carrera, la importancia de la navegación hacen que se antoje imposible hablar de favoritos para el Dakar, aunque estos saldrán de las dos etapas que puede marcar la prueba: la de Uyuni y la denominada Súper Belén, dos jornadas después, a sólo tres días de llegar a Buenos Aires.

En la primera de ellas, el desierto y las dunas bolivianas serán protagonistas, mientras que en la segunda los pilotos cubrirán casi 1.000 kilómetros, de los cuales 400 son cronometrados con un 98% del recorrido fuera de pista en la que la navegación puede decidir el podio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios