Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Deportes

Plusvalía 'made in' Sevilla

  • Keita se convierte en uno de los jugadores más rentables para el club, en espera del caso de Daniel, por su rendimiento y los ingresos en un solo año · Baptista, precedente similar de la factoría sevillista

Hoy o, a más tardar, mañana, Keita será oficialmente nuevo jugador del Barcelona. Después de las conversaciones telefónicas entre el vicepresidente y el director deportivo azulgranas, Marc Ingla y Txiki Begiristain, con el nuevo vicepresidente José María Cruz el pasado viernes, día que el malí pasó en la Ciudad Condal, todo está pendiente de que Sevilla y Barcelona cierren el acuerdo de traspaso. El club de Nervión no se embolsará menos de los 14 millones de euros de su cláusula de rescisión, pues la negociación quedó encaminada a ahorrar el pago del IVA de este montante, que podría ser moneda de cambio en la próxima negociación por Daniel. De esa forma, el medio centro de Malí se convertirá en uno de los fichajes más rentables en la historia de la sociedad sevillista.

En menos de un año, Keita ha revertido una suculenta plusvalía al Sevilla, tanto en rendimiento económico como deportivo. El aún futbolista nervionense llegó a mediados de julio de 2007 y rápidamente se hizo un hueco en el equipo de Juande Ramos. Sus prestaciones fueron tan positivas que Manolo Jiménez le dio total continuidad a su titularidad. Desde que debutase en la Supercopa de España, el 11 de agosto, apenas un mes después de su llegada, Keita ha completado una impresionante trayectoria en el Sevilla, al haber jugado un total de 43 partidos con 7 goles. Ha sido un fijo en la Liga y en la Champions, así como en las dos Supercopas, la de España y la de Europa.

Pero si su rendimiento deportivo ha sido óptimo, el económico también ha supuesto un negocio redondo para el Sevilla, que no ha podido evitar la interferencia de un grande debido a que su cláusula de rescisión no era muy alta. La razón no fue otra que su moderado coste, los 4 millones de euros que pagó el Sevilla al Lens por un jugador que ya conocía y que no fichó hasta que vio la oportunidad el verano pasado. Así, las arcas nervionenses engordarán con diez millones de euros, al menos, por su marcha al Barcelona.

Muy pocos casos en la historia del club han sido tan rentables como el de Keita. El malí dejará un magnífico recuerdo en Nervión, por su juego y por su actitud en el adiós, pues al presentar la suculenta oferta del Barcelona, por cuatro años y doblando el tope salarial del Sevilla, intentó convencer a los dirigentes de una subida de su nómina para quedarse.

Un caso precedente muy similar fue el de Julio Baptista. En dos años, marcó 50 goles gracias al acierto de Joaquín Caparrós de colocar como delantero al medio centro que llegó del Sao Paulo en el verano de 2003 por apenas 2,8 millones de euros. Dos veranos después, el Real Madrid se lo llevó por un montante que podía llegar a los 18 millones, sumando cantidades por objetivos.

La factoría sevillista ya no pasa desapercibida para nadie hasta el punto de que en Barcelona se ha abierto un debate público sobre la capacidad de la dirección deportiva que dirige Monchi. En el foro del diario Mundo Deportivo, por ejemplo, se destaca que lo que debía hacer el club que preside Joan Laporta es, en lugar de fichar a Keita, contratar al ex jugador de San Fernando, para no tener que pagar el año próximo mucho más caro al posible sustituto del malí en el Sevilla. Y el rotativo de la competencia, Sport, más cercano al club azulgrana, ha destacado en cambio los errores de Monchi, personificándolos en las figuras de Chevantón, De Mul o Boulahrouz. Este debate es la última prueba de que la forma de trabajar del Sevilla sigue llamando la atención, aunque esto también implique más dificultades a la hora de contratar jugadores, como ha sucedido en el caso de Romaric con el presidente de Le Mans.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios