Tercera División G.X. Raúl tiñe de verde el derbi de Tercera (2-0)

  • Un doblete del joven almeriense sirve al Betis Deportivo para derrotar a un Sevilla C que ofreció poco

Un jugador verdiblanco trata de zafarse de sus rivales sevillistas en la banda. Un jugador verdiblanco trata de zafarse de sus rivales sevillistas en la banda.

Un jugador verdiblanco trata de zafarse de sus rivales sevillistas en la banda. / José Ángel García

Sorteando la alta tensión propia de un derbi, el Betis Deportivo se impuso al Sevilla C (2-0) gracias a dos goles de Raúl García. El oportunismo del punta almeriense definió un encuentro de muchas fricciones y no tantas ocasiones. La mayoría de éstas fueron de los verdiblancos, eso sí. Y en la media hora final no vieron peligrar el resultado en ningún momento.

Alentado por una grada repleta de aficionados, el equipo de José Juan Romero salió decidido a buscar la portería de Adri. El primero en asustar a los sevillistas fue Diego, que a la salida de un saque de esquina, rozó el fuerte disparo de un compañero. Pero el balón salió fuera por poco. Apenas dos minutos después, un centro de Raúl era interceptado con el brazo por Carmona. El colegiado no titubeó, pero sí lo hizo Roberto desde los once metros, que vio cómo Adri le ganaba la partida en un penalti lanzado con demasiada inocencia.

No se frustraron los béticos, que siguieron buscando el marco rival. Irizo casi hace la diferencia tras un buen centro de Tellado, pero se topó con el larguero. No obstante, con el paso de los minutos, los nervionenses lograron congestionar la circulación bética en tres cuartos. Pese a esa mejoría defensiva, al equipo de Lolo Rosano le costó mucho contragolpear durante todo el partido. Sí lo consiguió a los 28 minutos, cuando en una buena transición, Diego quedó mano a mano ante Carlos Marín, acabando el lance en triunfo del meta.

Tras el paso por los vestuarios, creció el contacto físico. Y durante algunos minutos, los balones divididos se convirtieron en una batalla más pasional que racional. Irizo volvió a encontrarse con la madera –previa caricia de Adri- en un lanzamiento de falta que levantó a toda la tribuna. Y entonces, cuando más atascado parecía el Betis Deportivo, apareció Raúl. El delantero estuvo en el sitio y el momento adecuados en los únicos dos goles del partido.

El espigado almeriense empujó primero un craso error de Adri, que no atajó bien un centro-chut de Adri y dejó la pelota muerta en el área chica. Un cuarto de hora después, el castigo se repitió, cuando en un balón parado, Edgar cabeceó para habilitar a Raúl. Sin marca, el juvenil la cruzó para hacer estallar de júbilo a la ciudad deportiva Luis del Sol. El triunfo sirve al filial para afianzarse en la zona de play off; el Sevilla C, por su parte, continúa en descenso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios