motociclismo gran premio de españamarc márquez. piloto

"Si no hay adrenalina en mi vida, no tendría sentido nada"

  • El ilerdense llega a Jerez confiado tras ganar en Austin

  • "Sería especial ser el primero en vencer con el nuevo nombre de Ángel Nieto en el circuito"

Marc Márquez posa con un recuerdo del Circuito de Jerez durante uno de sus actos promocionales. Marc Márquez posa con un recuerdo del Circuito de Jerez durante uno de sus actos promocionales.

Marc Márquez posa con un recuerdo del Circuito de Jerez durante uno de sus actos promocionales. / manuel aranda

Hay 24 pilotos en MotoGP, los mejores del planeta, pero sólo uno lleva la voz cantante, ejerciendo de campeón. Marc Márquez llega a Jerez como centro del universo motociclista. Es el hombre del momento, al que todos persiguen y es incluso objeto de polémicas. Pese a sus 25 exitosos años de edad, puede con todo, domina las conversaciones, no da por perdida una respuesta. Y eso que afirma que donde le gusta hablar "es en la pista".

-Su primera victoria en Jerez fue con 14 años en el Campeonato de España. Si ganase este año en el Gran Premio de homenaje a Ángel Nieto que ya da nombre a este circuito, ¿superaría a ese momento inolvidable de la infancia?

Intentaré ganar, pero si no se puede, hay que correr pensando en el campeonato, que es el objetivo del año"

-Todos los momentos son bonitos y más cuando corres en casa y en el Circuito de Jerez, donde siempre hay un ambiente especial, es la primera carrera en Europa y de España. Pero es que el recuerdo de mi primera victoria en el Campeonato de España es especial, porque es donde das el salto al Mundial. No niego que este año sería muy, muy especial por el aficionado y porque el trazado lleva el nombre de Ángel Nieto, quien nos abrió los puertas a todos los españoles. Sería muy buen recuerdo, pero primero lo tengo que conseguir.

-Más aún siendo usted un piloto que está haciendo historia cada día. ¿Sería hacer historia?

-Sería una parte más de la historia de Jerez. Lo vamos a intentar, pero tampoco nos podemos volver locos porque el objetivo principal es el Mundial y si por equis razón no se puede ganar también hay que pensar en el campeonato.

-Todo el mundo se pregunta cuál será su próxima proeza. ¿Se plantea lo que hace o las improvisa sobre la marcha?

-Es todo improvisar. Sí te marcas unas motivaciones o unos objetivos como el de este año, que es ganar el Mundial, pero en las carreras es improvisar. Me gusta mucho vivir el momento. Siempre digo que del pasado no se vive y del futuro tampoco. Se vive del presente y lo quiero aprovechar y disfrutar.

-¿Este año llega mejor que el pasado a Jerez?

-Llego mejor, con más confianza y me encuentro mejor con la moto. Veremos, porque también los rivales, o parte de ellos, están más fuertes que el año pasado.

-Se le ve siempre feliz. ¿Hay algo que le saque de quicio?

-Está claro que no siempre estás feliz las 24 horas del día y los 365 días del año, pero intentó afrontar las situaciones positivamente. Ver el lado positivo de las cosas y aprender de lo malo, pero no darle mayor importancia. Ha habido experiencias en mi carrera deportiva que no sabía cómo afrontarlas. El 2015 fue un año deportivamente duro en la pista, porque no me salían las cosas y luego, también, a final de año, mediáticamente. Todo esto son cosas que te van curtiendo como persona.

-Defina el concepto "emociones fuertes" y si en su vida tiene esa sensación permanente. ¿Yendo al límite es como mejor se siente?

-Es mi estilo de vida. Si no hay límites, si no hay adrenalina, ese gusanillo o esas mariposas en el estómago para buscar ese punto, el corte o la línea roja..., no tiene sentido. Es un estilo de vida y lo aplico a todo lo que hago.

-Da la sensación de que usted es más rápido que la realidad, que va por delante de los acontecimientos. Cuando se está cayendo parece que va pensando a la vez en cómo colocarse para que no le ocurra nada, en levantarse rápido e ir por otra moto para seguir corriendo como si tal cosa. ¿Acaso su mente es tan rápida como su moto?

-Yo creo que esto se entrena. Si tú entrenas en casa y entrenas en situaciones límite pues podrás pensar más rápido. Si tu mente no está acostumbrada, no. Pero como estoy cada dos por tres que me caigo, que no me caigo, mi cuerpo está ciento por ciento atento. La concentración hace mucho.

-¿Cómo ve el nuevo asfalto del circuito?

-Bien. Han hecho un gran trabajo. Sí que hay dos puntos que hay una cosa un pelín rara en el asfalto, negra, que se tendrá que ir viendo durante el fin de semana, pero el Circuito de Jerez ha hecho un gran trabajo. El asfalto está completamente liso y hay más grip. Hay veces que vamos a un circuito con el asfalto nuevo y estaba mejor el viejo.

-Cuándo le dicen Jerez, ¿usted en qué piensa?

-En jamón (risas). Jerez me gusta. En mis vacaciones intento buscar Andalucía. Estuve dos años en Tarifa y los dos últimos en Mojácar y vengo a Jerez de vez en cuando. Si te dicen "vamos a hacer un test a Francia", piensas, vale, vamos a Francia; pero si hay pruebas en Jerez voy un día antes, porque se está bien, se vive bien. Voy con otra alegría.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios