Betis Energía Plus

Esperando al mejor Matt

  • Stainbrook firma su arranque de competición más destacado en la LEB Oro aunque con sensaciones contrapuestas

  • Se espera que vaya a más

Stainbrook atiende junto a sus compañeros a las explicaciones de Arnau Moreno. Stainbrook atiende junto a sus compañeros a las explicaciones de Arnau Moreno.

Stainbrook atiende junto a sus compañeros a las explicaciones de Arnau Moreno. / Víctor Rodríguez

Decía Juanma Lillo, un entrenador de fútbol, más teórico que práctico, que las estadísticas enseñaban todo, menos lo más importante. En este caso, la idea es aplicable a las primeras jornadas de Matt Stainbrook como jugador bético: el pívot norteamericano ha firmado su mejor arranque en la LEB Oro en sus tres campañas, aunque con la sensación de que todavía puede dar más de sí. Frío contra calor. Números ante percepción. Objetividad frente a subjetividad.

Stainbrook llegó a Sevilla para ser uno de los jugadores que liderara al equipo en su vuelta a la ACB. Su cartel como mejor pívot de la competición el pasado curso, sus números en Lugo durante sus dos primeras campañas en España y su capacidad para jugar y crear para los demás ilusionaban a una parroquia necesitada de nuevos ídolos. Sin embargo,y pese a firmar su mejor arranque en la competición, técnicos y afición entienden que todavía puede dar más de sí.

Respecto a los números, sólo hace falta echar un vistazo a las actuaciones del interior criado en la Universidad de Xavier durante las primeras jornadas de sus dos temporadas en el Café Candelas Breogán para comprobarlo. Tras su tiempo de prueba en el equipo lucense, Stainbrook debutó en la sexta jornada de la temporada 2016-17 y anotó dos puntos y cazó dos rebotes. Su valoración fue de dos puntos. Su aportación fue mejor en los siguientes partidos, firmando ocho tantos y capturando dos rechaces, para firmar tres de valoración. En su tercera participación, correspondiente a la jornada ocho, creció hasta los diez puntos y cinco rebotes, para marcharse a los ocho de valoración. Unos números y un impacto que fue creciendo con el paso de las jornadas y los minutos.

Ya asentado en la competición y en el equipo, la pasada temporada comenzó de forma dubitativa, aunque sólo se trató de un espejismo. De los tres puntos de valoración de la primera jornada, el interior se marchó a los 20 en la segunda –ocho puntos y otros tantos rebotes– y a los 19 en la tercera –14 puntos y seis rechaces–. La media de la valoración del interior en esas tres primeras jornadas fue de 14 puntos.

Esta temporada, su primera como bético, el interior comenzó como un tiro, siendo el mejor del equipo entrenado por Curro Segura ante el Peñas Huesca. Firmó 15 puntos y seis rebotes para llegar a 30 de valoración. Ante el Leyma Coruña, bajó hasta los nueve tras anotar sólo ocho puntos y capturar cinco rebotes. El domingo, ante Valladolid, Stainbrook anotó una docena de puntos y capturó tres rechaces para 17 de valoración. En estos tres partidos, la media de valoración del interior norteamericano ha sido de 18,66. El segundo mejor jugador en cuanto a números del equipo bético detrás de Thomas Bropleh (19).

Sin embargo, y pese a sus números, Stainbrook todavía no se ha convertido en ese pívot decisivo que sí fue en Lugo. Ese mismo que está llamado a ser en San Pablo. Las lesiones lo lastraron durante la pretemporada y se perdió varios partidos encuentros de preparación, aunque poco a poco parece tomar la forma adecuada. Ésa que lo lleve a ser el interior de referencia que necesita el Betis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios