Polideportivo

Frente a Pilatos actúa Salomón

  • A falta de una norma superior del CSD, que de momento se lava las manos, las federaciones deciden a su manera para asignar títulos, ascensos y descensos

El entrenador del Cajasol Voley, Magú, da indicaciones a sus jugadoras. El entrenador del Cajasol Voley, Magú, da indicaciones a sus jugadoras.

El entrenador del Cajasol Voley, Magú, da indicaciones a sus jugadoras. / M.G.

Hay más deporte, mucho más, al margen del fútbol. Eso sí, no hay fuerzas económicas que aprieten para que la competición se acabe y por ello la lógica tuvo más pesos para ordenar el fin de las competiciones. La lógica..., en muchos casos, no en todos. Y es que sin una norma superior las distintas federaciones han adaptado soluciones dispares que, en muchos casos, han dejado por el camino malestar entre los clubes.

Ninguna competición en España planteaba en sus estatutos una situación siquiera parecida a la actual, producida por el Covid-19, que se ha llevado el deporte por delante. Especialmente el más humilde. Por ello las federaciones han esperado casi dos meses desde que se parasen las competiciones para ir tomando decisiones, con la esperanza de que el Consejo Superior de Deportes (CSD) marcase alguna directriz a la que acogerse para determinar campeones y, especialmente, ascensos y descensos con las ligas inacabadas. Pero el CSD sigue sin hablar. Su presidenta, Irene Lozano, se ha lavado las manos como Pilatos centrada en el fútbol y el proceso de desescalada que permita a los equipos de Primera y Segunda División, primero, a volver a entrenarse, y después jugar.

"Trataremos de darles una solución respetando las competencias de las competiciones, que son las que toman las decisiones de organización, ascensos y descensos. En los próximos días podremos anunciar que les daremos una cobertura en términos administrativos", decía hace unos días ya Irene Lozano en referencia a una norma que facultaría a las federaciones a eludir sus propios reglamentos y bases de competición y puedan tomar los acuerdos que en cada caso estimen pertinentes con las más amplias facultades, evitando posibles litigios futuros.

Rugby

Pero tanto tiempo llevan esperando las federaciones que, ante las presiones de los clubes, han empezado a tomar decisiones, salomónicas, sobre la conclusión de las competiciones. O no. Porque tirar por el camino de en medio no siempre ha sido la solución. Es el caso de la Federación Española de Rugby, que tuvo que rectificar tras acordar antes dar por suspendidas sus ligas, aunque con diferentes criterios. Había campeón masculino, el actual líder, aun cuando quedaban cinco jornadas por jugarse con un duelo entre el primero y el segundo distanciados sólo en dos puntos, pero obligaba a jugar en la categoría femenina, ya con la fase regular acabada y sólo pendiente de los play off. La Comisión Delegada dio marcha atrás y tres días después proclamó campeón a las Cocodrilas.

Voleibol

Tampoco la Federación Española de Voleibol (RFEVB) ha contentado a nadie. En la Superliga Iberdrola, con el Cajasol Juvasa de Dos Hermanas salvado por méritos deportivos, quedaban dos jornadas y por resolverse sólo una de las dos plazas de descenso, con el Logroño matemáticamente campeón. No habrá descensos, pese a que el Barcelona había perdido los 20 partidos disputados y el Sant Cugat tenía difícil la salvación. Hay elecciones a la Federación en el horizonte y el campeonato se aumentará a 14 equipos con dos ascendidos, pese a la negativa de los clubes (por el incremento de gasto). En el Grupo A de Superliga es primero el Emevé, pero con un punto y un partido más que el Sayre. En el B, donde el Mairena se ganó la permanencia, es líder destacado el Vall D’Hebrón. Ante la negativa de los clubes, la Federación dice que presentará un plan de viabilidad económica para aumentar el número de los participantes, pero los equipos temen una adulteración de la competición liguera jugando un mismo fin de semana dos encuentros aprovechando un desplazamiento a una zona con rivales cercanos.

Waterpolo

En el waterpolo también hay perjudicados y el presidente del CN Sabadell, Claudi Martí, se mostró "totalmente en desacuerdo" con la resolución de la Federación Española de Natación de dar por válidas las clasificaciones de las ligas de waterpolo, sin la disputa del play off y que el Atlétic Barceloneta y al CN Mataró sean proclamados campeones.

En cuanto a los equipos sevillanos, se espera todavía el consenso entre los clubes de Primera y Segunda para definir ascensos y descensos. En Segunda División el Waterpolo Sevilla está muy pendiente de ello, pues en el momento en el que se paró la competición era segundo, empatado a puntos con el tercero, pero con menor goal average, y a un punto del Castellò, que tenía un partido más. El cuadro hispalense defenderá sus intereses como el Dos Hermanas, a dos puntos de la salvación con cinco jornadas por delante aún.

Resueltos

Más clara está la situación en el tenis de mesa. No habrá descensos en la Superdivisión y los campeones son los líderes en el momento de suspenderse la liga. Los dos equipos del Híspalis seguirán por tanto, por derecho propio, en la máxima categoría. Eso sí, el año que viene la Superdivisión masculina estará compuesta por dos grupos de siete equipos, (los 12 actuales más dos ascensos) y habrá cuatro descensos para regresar a los 12 conjuntos de nuevo en la temporada 2021-22. Lo mismo pasará en la liga femenina, que de 10 pasa a 12 equipos divididos en dos grupos de seis, con cuatro descensos para regresar a los 10 actuales.

El bádminton quiere que la final entre La Orden y el Rinconada, un duelo a ida y vuelta que es lo que restaba para finalizar el campeonato concluida la fase regular, se dispute antes del 30 de junio, aunque los clubes lo ven inviable.

En el aire

Por su parte, el Morón de LEB Plata espera una decisión de la Federación Española de Baloncesto (FEB), que ha resuelto sobre LEB Oro y la Liga Femenina. En la fase de descenso en la que el cuadro aruncitano se encuentra inmerso queda la mitad de partidos por jugarse y hay doce equipos implicados, por lo que se espera que la FEB siga una pauta similar a la que tomó a la LEB Oro: ascensos, pero no descensos.Y a la espera también está el Betis Futsal, que era líder de la Segunda División (puesto de ascenso directo) con cinco puntos de renta y siete jornadas pendientes. Dependiente de la Federación Española de Fútbol, no hay resolución oficial. El club verdiblanco aboga por jugar a puerta cerrada y, en caso de no hacerlo, peleará por su derecho a subir a Primera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios