Deportes

El pulso acaba en igualdad

  • Espanyol y Athletic firman tablas en una cita sin un dominador claro

El delantero del Espanyol Gerard Moreno pelea un balón con los jugadores del Athletic Iturraspe y Lekue. El delantero del Espanyol Gerard Moreno pelea un balón con los jugadores del Athletic Iturraspe y Lekue.

El delantero del Espanyol Gerard Moreno pelea un balón con los jugadores del Athletic Iturraspe y Lekue. / alejandro garcía / efe

Espanyol y Athletic empataron en un pulso en el que Williams replicó con un tanto el anotado siete minutos antes por el ariete espanyolista Gerard Moreno.

Los primeros compases del encuentro transcurrieron a bajas revoluciones, con pocas ocasiones. Aunque los catalanes tenían más presencia en el área rival. A los quince minutos, Baptistao remató prácticamente sin ángulo tras un centro de Javi López y, poco después, Gerard Moreno lo probó de falta. Los de Ziganda perdían peso a medida que se acercaban al área de Pau López. El meta gerundense, en los primeros 20 minutos, apenas había aparecido en algún centro de Williams. El anfitrión, por su parte, se sentía cada vez más cómodo en los dominios de Herrerín: Baptistao y Moreno buscaban el gol con insistencia. Lo encontraron en el minuto 29, de la mano de Gerard Moreno. Mikel Rico perdió el balón en la frontal y el ariete espanyolista firmó un zurdazo para poner el 1-0 en el marcador.

Fueron malos momentos para los vascos, ya que justo en la siguiente acción estuvieron cerca de recibir el segundo tras un córner de la mano de Óscar Duarte. El Athletic parecía tocado por el tanto, pero se recompuso rápido. Un centro de Saborit y un remate de cabeza de Williams, que entró con potencia, empató el compromiso en el feudo perico con una diana de gran factura en el minuto 36. Un giro inesperado de guión viendo la tónica del choque. El Espanyol salió con más mordiente tras el descanso. El empate no atenazó su fútbol y pronto Gerard Moreno examinó a Herrerín. El Athletic tampoco se conformaba con el 1-1 y amenazaba, con riesgos calculados, la portería de Pau López. Sólo la falta de acierto ante el gol impidió la victoria a dos equipos que disputaron un intenso partido del que ninguno se marchó satisfecho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios