Andalucía para practicar deportes

Paraíso del golf

  • La costa andaluza se ha convertido en un lugar único para la práctica de este deporte.

Campo de golf Aloha en Marbella, Málaga. Campo de golf Aloha en Marbella, Málaga.

Campo de golf Aloha en Marbella, Málaga.

Hay muchas razones para viajar a la costa de Andalucía: el buen tiempo, las facilidades en la comunicación, las playas, la gastronomía, el carácter de la gente... O el golf. La costa andaluza se ha convertido en un lugar único para la práctica de este deporte. Por todas esas razones, en su conjunto, y sobre todo por una: el clima.

En Andalucía disfrutar del sol y jugar al golf doce meses al año es una realidad. Puedes practicar tu deporte favorito en cualquiera de las ocho provincias y en campos golf de reputación mundial, proyectados por jugadores de leyenda o por los más prestigiosos diseñadores del mundo.

Las cálidas temperaturas del sur de España durante todo el año hacen que cada vez más británicos elijan este destino para jugar al golf. No en vano, el golf es hoy una de las actividades más practicadas en Málaga o Cádiz, que concentran el mayor número de campos por metro cuadrado de Europa. Andalucía es el destino turístico de golf líder en Europa.

Durante todo el año se disputan en los campos de golf de Andalucía importantes torneos en categoría amateur. En el panorama profesional, Andalucía acoge anualmente varios de los campeonatos del Circuito Europeo de Golf, reuniendo a los mejores golfistas del mundo y en los que como aficionado puedes disfrutar de la gran belleza de este deporte en este marco incomparable que es Andalucía.

La costa del golf

Se trata de la mayor concentración de campos de golf que existe en Europa en tan corto espacio como pueden ser los kilómetros que separan el Rincón de la Victoria de la zona de Sotogrande. Los más de 40 campos de golf configuran un rico patrimonio turístico sin precedentes porque en su conjunto son de alta calidad y varios de ellos están considerados entre los mejores del mundo.

El impresionante auge alcanzado por la oferta turística de golf obedece a la creciente demanda de jugadores que se convierten en turistas cuando practican este deporte fuera de su lugar de residencia, especialmente en los meses de otoño, invierno y primavera, o sea, fuera de la temporada alta, lo que contribuye sobremanera a desestacionalizar los viajes, aspecto que para la Costa del Sol resulta muy importante.

Sierra Nevada, en Granada es la estación de esquí más meridional de Europa. Sierra Nevada, en Granada es la estación de esquí más meridional de Europa.

Sierra Nevada, en Granada es la estación de esquí más meridional de Europa.

La montaña del sol

Andalucía cuenta también con la estación de Sierra Nevada, que es el paraíso para los amantes de la nieve. Ofrece un abanico de actividades que se adaptan a todas las edades, niveles y gustos. La principal estación de esquí del sur de Europa, en la que se disfruta de más días de sol al año, ya los árabes la llamaron la montaña del sol y dieron el nombre de Mulhacén al pico más alto de la cordillera, es el lugar perfecto para practicar todos los deportes blancos.

Porque Sierra Nevada es mucho más que esquí, durante el día, es posible disfrutar con la enorme variedad de deportes y actividades de nieve y, de noche, la diversión está asegurada: esquí nocturno, tapas y copas junto a la pista, conciertos, restaurantes, discotecas, etcétera.

Entre las alternativas al deporte blanco, en Sierra Nevada se puede practicar patinaje sobre hielo en la pista en Pradollano, o conducir una moto de nieve, lanzarse en cámaras neumáticas, o en esquís en parapente desde la torre de control de Borreguiles.

Pero Sierra Nevada ofrece mucho más. Desde el techo de la península ibérica, en días claros es posible contemplar el horizonte a más de doscientos kilómetros a la redonda gracias a una serie de rutas vespertinas que se organizan los fines de semana. Los visitantes suben hasta los 3.300 metros de altura desde donde se pueden contemplar hasta el Mar Mediterráneo, el Peñón de Gibraltar, el Estrecho y las puntas septentrionales de la costa marroquí.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios