Economía

El Gobierno decreta servicios mínimos del 90% en la huelga de vigilantes del Aeropuerto de Barcelona

El aeropuerto del Prat, durante la huelga del personal de Iberia a final de julio El aeropuerto del Prat, durante la huelga del personal de Iberia a final de julio

El aeropuerto del Prat, durante la huelga del personal de Iberia a final de julio / Efe

La Delegación del Gobierno en Cataluña ha decretado unos servicios mínimos del 90% en la huelga indefinida que el comité de empresa de Trablisa, encargada de los controles de seguridad en el aeropuerto de Barcelona, ha convocado a partir del viernes 9 de agosto para reclamar mejoras laborales y salariales.

Una resolución de la Delegación del Gobierno en Cataluña ha justificado estos servicios mínimos porque la huelga afecta a una de las “infraestructuras críticas”, la del transporte público, sometida a especiales medidas de seguridad, prevención y control por parte de las fuerzas y cuerpos de seguridad, que cuentan con la colaboración de los vigilantes de seguridad.

La misma resolución destaca que los días en los que se ha convocado la huelga coinciden con la temporada de verano y esos días se encuentran entre los de mayor demanda del año. Además y, debido a la gran afluencia de pasajeros que han de pasar los filtros de seguridad, las retenciones excesivas podrían provocar pérdidas de vuelos.

A la huelga están llamados cerca de 500 trabajadores encargados de los controles de acceso de El Prat, que en el año 2017, entonces bajo el paraguas de la empresa Eulen, secundaron una huelga que provocó problemas en la operativa del aeropuerto y acabó con un laudo arbitral de obligado cumplimento.

Por otro lado, el portavoz de UGT Iberia Barcelona, Omar Minguillón, ha explicado que no se descartan nuevas movilizaciones durante este mes de agosto en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat, después de que convocaron huelga los días 27 y 28 de julio. En declaraciones a Europa Press, Minguillón ha criticado que las propuestas de la dirección están “muy alejadas” de las demandas de los trabajadores para mejorar sus condiciones laborales.

Minguillón sostiene que, pese a que la empresa se haya sentado a hablar con ellos, no se han acercado las posiciones: “En cualquier caso no es suficiente, es insuficiente”. Sobre las nuevas movilizaciones, UGT indica en un comunicado que “la posición de la empresa de continuar organizando unos turnos de trabajo que no permiten la conciliación de la vida laboral y familiar, y el abuso de los alargamientos de jornada, dan la razón a los trabajadores de Iberia Barcelona en la necesidad de buscar soluciones de carácter inmediato”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios