Economía

El Ministerio de Industria cierra la puerta al proyecto de Refinería Balboa

  • El BOE publicó ayer la denegación de la autorización de una refinería en Los Santos de Maimona y sus infraestructuras asociadas en Huelva y Sevilla por los informes negativos previos

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha denegado la autorización de una refinería de petróleo en Los Santos de Maimona (Badajoz) y sus infraestructuras asociadas en Sevilla y Huelva, presentado por Refinería Balboa, perteneciente al Grupo Gallardo.

La Junta de Andalucía también informó negativamente sobre este proyecto al entender que el oleoducto que conectaría la refinería con el Puerto de Huelva, desde donde se abastecería de crudo, suponía una amenaza para varios espacios protegidos andaluces como parques naturales de las sierras de Huelva y de Sevilla y, sobre todo, el Espacio Natural de Doñana.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó ayer la resolución de la Dirección General de Política Energética y Minas en la que se informa de la no concesión de este permiso, contra la que puede interponerse recurso de alzada ante la Secretaría de Estado de Energía en el plazo de un mes.

De este modo, se cierra un proceso de años de debate, reivindicaciones y protestas a favor y en contra de un proyecto que se anunció en 2003 y que suponía una inversión de 1.200 millones de euros que hubiera generado 3.000 puestos de trabajo directos e indirectos.

El pronunciamiento de Industria se produce después de que la empresa solicitara autorización para la ejecución de este proyecto al Ministerio en enero de 2008 y presentara, además, el correspondiente proyecto técnico de las instalaciones -en las provincias de Badajoz, Sevilla y Huelva- y el preceptivo estudio de impacto ambiental.

El proyecto incluía la instalación de una refinería en el término municipal de Los Santos de Maimona, sobre una superficie aproximada de 200 hectáreas, con una capacidad para procesar 5.750.000 toneladas anuales de crudo y otras materias primas, y de generar 5.411.000 toneladas de productos cada año.

Comprendía además un sistema de recepción y descarga de crudo en el Puerto de Huelva, con sistema de monoboya y oleoductos submarinos y terrestres que conectarían con un parque de almacenamiento en Huelva que tendría una capacidad total aproximada de 500.000 metros cúbicos.

También estaba proyectado un oleoducto de entrada de crudo a la refinería y poliducto, paralelo al anterior, de salida de producto al parque de almacenamiento, con una longitud aproximada de 201 kilómetros, que transcurriría por las provincias de Huelva, Sevilla y Badajoz. Además, incluía un poliducto de salida de productos hacia la Terminal de Almacenamiento de CLH en Mérida, en este caso de 47 kilómetros dentro de la provincia de Badajoz.

Previamente, en julio de 2012, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente formuló declaración de impacto ambiental (DIA) en sentido negativo de este proyecto, al concluir que previsiblemente causaría efectos desfavorables significativos sobre el medio ambiente, y al considerar que las medidas previstas por el promotor "no eran una garantía suficiente de su completa corrección o su adecuada compensación".

La Consejería de Medio Ambiente Rural, Políticas Agrarias y Territorio de Extremadura denegó la autorización ambiental integrada en noviembre de 2015, basándose en la inviabilidad medioambiental contemplada en la DIA.

La organización WWF, por su parte, mostró ayer su satisfacción por la decisión del Ministerio de Industria sobre la refinería y valoró el hecho de que las distintas instancias administrativas coincidan en que "el proyecto no se va a llevar a cabo". En declaraciones a Efe, el coordinador de la Oficina de WWF en Doñana, Juan José Carmona, indicó que la decisión de Industria "es la certificación definitiva del no al proyecto por vía administrativa", aunque la empresa puede recurrir.

Carmona recordó que el proyecto "se podía considerar muerto" desde 2012 cuando el Ministerio de Medio Ambiente le dio la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) negativa "por los impactos al medio ambiente y porque no había garantía suficiente de la compensación de daños que podría ocasionar el proyecto", destacó.

Posteriormente, la Junta de Extremadura le denegó la Autorización Ambiental Integrada y ahora la decisión de Industria era "el siguiente paso para declarar el proyecto de la refinería cerrado". "Es una buena noticia que se siga certificando por parte de todas las instancias administrativas que el proyecto no se va a llevar a cabo", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios