El tiempo Lo peor está por llegar: llega una segunda borrasca que dejará lluvias más fuertes

Paro registrado y afiliación en julio

Sevilla vuelve a batir el récord mensual de caída del paro pero no crea empleo

Clientes en un bar bajo la atenta mirada de un camarero

Clientes en un bar bajo la atenta mirada de un camarero / Juan Carlos Vázquez

El mes de julio deja en Sevilla una nueva bajada récord del paro registrado. Si en junio el desempleo caía en 11.206 personas -con lo que ya se marcaba el máximo histórico- un mes después el descenso es de 13.717 (liderado por el sector servicios, con 8.538 parados menos), lo que pulveriza todos los registros de cualquier mes. En solo 60 días el paro en la provincia se ha reducido en casi 25.000 personas, a razón de más de 400 diarias. En términos absolutos, Sevilla es la cuarta provincia que mejor evoluciona en julio, solo superada por Barcelona y dos andaluzas, Málaga y Cádiz.

Sin embargo, este retroceso histórico del paro no se traduce en creación de empleo. Es más, Sevilla baja el número de afiliados a la Seguridad Social en un mes en 910 personas de media. Es decir: hay casi mil personas menos trabajando en Sevilla pese a bajar el paro. Ello se puede deber a varios factores, como la emigración a la costa para trabajar en el sector turístico (lo que tiene efecto en el paro pero no en la afiliación en la provincia) y el fin de las campañas agrarias, ya que los temporeros no pasan a ser considerados parados al cobrar el subsidio agrario. También la del paro y la afiliación son estadísticas diferentes y que un parado deje de serlo no significa necesariamente que haya encontrado un empleo. Puede haber decidido borrarse como demandante, algo posible en Sevilla en verano, cuando hay menos actividad.

Por sectores, casi todos crean empleo (industria, construcción, comercio, sanidad y servicios sociales, etc.) pero hay tres que lo reducen: la educación, sobre todo, con 4.000 afiliados menos en el régimen general; la agricultura, que pierde 2.400; y la hostelería, con unos 800 menos.

En cualquier caso, en la fotografía fija la provincia registra cifras ya más propias del momento prepandemia. En cuanto al paro, baja de 200.000 (196.944) por primera vez desde febrero de 2020, último mes antes de la llegada del virus. Y la cifra total está ya muy cerca de la que había en ese momento (febrero de 2020), cuando se contabilizaban 193.668 parados. Eso sí, aunque en términos interanuales (respecto a julio de 2020) el paro baja en 27.291, respecto a julio de 2019 todavía hay unos 13.000 parados más.

El número de afiliados, pese al leve descenso de julio, se mantiene en el nivel de 750.000 (750.814), por encima ya de febrero de 2020 (745.384) y también por encima, en unas 12.000 personas, del nivel de julio de 2019. Respecto al año pasado (julio de 2020) hay en Sevilla 33.157 afiliados más a la Seguridad Social.

Así pues, si en julio el paro va mejor que el empleo en el largo plazo pasa justo lo contrario. En parte, ello es debido a una gran bolsa de demandantes de paro que fueron obligados a apuntarse en 2020 para poder acceder a prestaciones como el ingreso mínimo vital.

Menos afectados por ERTE, más autónomos en cese

Pese a que ya son menos los afectados, la estadística oficial sigue condicionada por los ERTE y las prestaciones por cese de actividad de los autónomos. Así, en Sevilla el número de afectados por una suspensión temporal de empleo baja en 2.888 personas, hasta 11.452, 3.856 con una reducción parcial y 7.596 con una total. Sin embargo, los autónomos en cese vuelven a subir (tras caer fuertemente en junio) hasta 10.568 personas, 3.345 más que en junio. De no ser por estos instrumentos Sevilla tendría unos 10.000 desempleados más y el mismo número de afiliados menos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios