Protestas de los chalecos amarillos

Francia aplaza seis meses la subida de los impuestos a los carburantes

  • Las protestas de los 'chalecos amarillos' consiguen esta importante victoria, aunque de momento parcial.

  • "Ningún impuesto merece poner en peligro la unidad de la nación", ha asegurado Edouard Philippe, primer ministro francés

Comentarios 3

El Gobierno francés ha decidido aplazar la subida de los impuestos a los carburantes durante seis meses ante las protestas que se han venido registrado en los últimos días protagonizadas por los conocidos como chalecos amarillos.

"Ningún impuesto merece poner en peligro la unidad de la nación", ha asegurado el primer ministro de Francia, Edouard Philippe este martes en un discurso televisado.

En concreto, el Ejecutivo galo ha aprobado la congelación de las tarifas de electricidad y gas "durante el invierno", al mismo tiempo que ha decidido aplicar una moratoria de seis meses al aumento de los impuestos sobre el combustible, que estaban previstos para aplicarse a partir del 1 de enero, y la suspensión, también durante seis meses, de los nuevos términos y condiciones de inspección de vehículos motorizados.

Entre el 15 de diciembre y el 1 de marzo, Francia pondrá en marcha un periodo de diálogo sobre las propuestas realizadas por el Gobierno. "Las soluciones deben ser diferentes en las ciudades y el campo", ha explicado el primer ministro francés.

Asimismo, Philippe también ha anunciado que quiere abrir un "amplio debate" sobre impuestos y gasto público.

La decisión de aplazar la medida se adoptó durante una reunión convocada por Macron en el Elíseo en la que estuvieron presentes el primer ministro y una decena de ministros, entre ellos los de Transición Ecológica, François de Rugy, y el de Economía, Bruno Le Maire.

Previamente, Philippe se había reunido con los líderes de los partidos con representación parlamentaria para abordar la crisis. Todos ellos, con la excepción de las formaciones ecologistas, se mostraron a favor de una moratoria, según Le Monde.

La crisis de los chalecos amarillos ha tenido un fuerte impacto en la popularidad del presidente francés, Emmanuel Macron, y en la de Philipe, según el sondeo de Ifop-Fiducial publicado este martes por Paris Match y Sud Radio. Así, el presidente cae al 23 por ciento, seis puntos menos que hace un mes, y el primer ministro cede diez puntos, hasta el 26 por ciento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios