depuración de aguas residuales en andalucía

Los lentos trámites administrativos lastran el acceso a fondos europeos

  • Los expertos critican la legislación “tan conservadora y garantista” que hay en España para poder ejecutar obras hídricas muy necesarias, al tiempo que proponen elaborar “un plan estratégico”

Pedro Rodríguez, Sergio Arjona, Alberto Grimaldi, Jaime Palop y Antonio Sandoval, ayer en la sede del Diario de Sevilla. Pedro Rodríguez, Sergio Arjona, Alberto Grimaldi, Jaime Palop y Antonio Sandoval, ayer en la sede del Diario de Sevilla.

Pedro Rodríguez, Sergio Arjona, Alberto Grimaldi, Jaime Palop y Antonio Sandoval, ayer en la sede del Diario de Sevilla. / Juan Carlos Vázquez (Sevilla)

Comentarios 1

La situación administrativa de la depuración y el abastecimiento de aguas en Andalucía deja mucho que desear, según se desprendió ayer del Desayuno Joly Depuración de aguas residuales en Andalucía, que se celebró ayer con la intervención de cuatro expertos en la materia: el director general de Infraestructuras del Agua de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, Sergio Arjona; el director gerente de Aljarafesa y presidente de ASA Andalucía, Pedro Rodríguez; el consejero delegado de Emasesa, Jaime Palop; y el coordinador técnico de Andalucía de Aguas de las Cuencas de España (Acuaes), Antonio Sandoval.

El panorama es desalentador, porque la Unión Europea está imponiendo sanciones a municipios y mancomunidades andaluzas debido al incumplimiento de la normativa de 1991. “Se han recaudado 700 millones con el cánon finalista”, comenta Arjona.

Así las cosas, Granada es la provincia donde hace falta más depuración, mientras que Málaga es la más avanzada. “Se había adoptado un criterio, pero el tema de la depuración se está judicializando por las riadas. Entonces, establecer un criterio arbitrario puede tener como contrapartida verte envuelto en un proceso penal”, dijo Sergio Arjona.

La colaboración público-privada es esencial para avanzar en el sector del agua en Andalucía

En la zona oriental de Andalucía, la reutilización del agua es clave, sobre todo en Almería. Asimismo, el representante de la Junta de Andalucía anunció ayer que van a elaborar un plan de saneamiento y otro de abastecimiento, además de revisar la normativa europea de reutilización de agua. “Si se aprueban los Presupuestos, se podrán financiar obras con cargo al cánon”, aseveró Arjona, que asegura que la Junta está promoviendo un Pacto del Agua, pero “tiene que venir respaldado por el Gobierno central”.

El dirigente de la Junta de Andalucía recalcó que el 31 de diciembre de 2020 “tenemos que tener licitadas y adjudicadas todas las obras”. Hay mucha dificultad administrativa para utilizar los Fondos Europeos. Es la gran rémora con la que se encuentran los expertos. De hecho, puede perderse un fondo de unos 400 millones de euros si no se ejecuta antes de finales de junio.

“Hay que reprogramar esos 400 millones para que no se pierdan”, remata Arjona. El director gerente de Aljarafesa y presidente de ASA Andalucía, Pedro Rodríguez, recordó que hay una “preocupación global” con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), entre los que hay uno específico del agua.

Según Rodríguez, hay cuatro retos:el medioambiental, por el que hay que buscar “una sostenibilidad” en el tema del agua a través de la economía circular;el económico, por el que “hay muy pocas inversiones en los recursos del agua”; y el regulatorio, por el que es inconcebible que el tema del agua “no esté más ordenado”. “En otros tiempos, se hablaba del Pacto del Agua y del Libro Verde de la Gobernanza, pero es necesaria la figura de un regulador”, dijo.El cuarto reto es social: “Es imprescindible que la ciudadanía intervenga más en el asunto hídrico, que participe en los órganos de gobierno, que perciba la importancia de esto”.

Un momento del desayuno de redacción, que contó con la participación de expertos en el sector del agua. Un momento del desayuno de redacción, que contó con la participación de expertos en el sector del agua.

Un momento del desayuno de redacción, que contó con la participación de expertos en el sector del agua. / Juan Carlos Vázquez (Sevilla)

Pedro Rodríguez subrayó que hay miles de alcaldes en Andalucía “que están sentados en el banquillo”, por lo que los trámites administrativos para la depuración y el abastecimiento son más lentos si cabe.“El tema del agua no puede depender de los partidos que gobiernan. Hay que establecer una hoja de ruta alargada en el tiempo basada en un buen plan estratégico”, concluyó.

Por último, Rodríguez puso de manifiesto que en España, en materia de abastecimiento, la nota es alta. “El sistema actual tiene vida, pero hay que limar todas las deficiencias. Las reglas del juego parten de una presunción de que la licitación se va a hacer mal”, aseveró. Las empresas andaluzas consiguen licitaciones en todas partes del mundo para depuración y abastecimiento de aguas, por lo que el sector público debería ir de la mano del sector privado. De hecho, excelentes profesionales públicos y privados se pusieron a trabajar codo con codo para sacar adelante el reglamento del Ciclo Integral del Agua.

La provincia de Sevilla es de las mejores de Andalucía en cuanto a depuración se refiere. “El no saber complica mucho. Una vez que tú diagnosticas bien cuál es la situación, se avanza, porque Andalucía no es India en materia hídrica. Lo que queremos todos es que las cosas mejoren”, apostilló.

Junta y Gobierno central invertirán 1.200 millones de euros para infraestructuras hídricas

En ese sentido, el consejero delegado de Emasesa, Jaime Palop, dijo que el 10% de la población española no cumple la directiva europea de 1991. “Entonces, se están destinando unos Fondos Feder para atajar este tema”, comentó. De hecho, Junta y Gobierno central invertirán 1.200 millones de euros (600 cada administración) para tener las infraestructuras hídricas necesarias.

“El dinero tiene que ir acompañado de una buena y correcta gestión de las infraestructuras, que muchas veces no existe”, añadió Palop, que se pregunta si esta situación es sostenible en el futuro:“En el corto plazo, hay problemas de gestión, pero lo veo asumible. Sin embargo, hace falta un plan a largo plazo. Tenemos una realidad incómoda debajo de la mesa y hay que ponerlas encima. Tendrán que subir las tarifas y que se hagan políticas creíbles”.

Asimismo, Palop es partidario de darle el máximo apoyo a la Junta de Andalucía “independientemente del signo político”. “Aquí no hay colores, sino un país que necesita los fondos”, subrayó. Jaime Palop también quiso hacer referencia a que la depuración del agua residual está muy bien, pero “es presente o más bien pasado”. “El siguiente punto de ataque es utilizar el agua y consumir la menor energía posible. Nosotros, en Emasesa, sacamos el 110% de la energía consumida. Estamos solucionando la vida a empresas de Dos Hermanas y Sevilla que no saben qué hacer con los residuos y le estamos sacando dinero”, remarcó.

Hay cuatro retos: medioambiental, económico, regulatorio y social

El consejero delegado de Emasesa critica las grandes dificultades para licitar y ejecutar obras hídricas “por culpa de una legislación tan conservadora y tan garantista que hace que el proceso sea infinito”. “Es el momento de que se desbloqueen esos fondos europeos”, apostilló Palop.

De hecho, excusas provenientes del Gobierno central, como por ejemplo no tener suficientes técnicos formados para hacer un pliego de condiciones, retrasan todo el procedimiento administrativo. Por su parte, Antonio Sandoval, coordinador técnico de Andalucía de Aguas de las Cuencas de España (Acuaes), puso de relieve la importancia de que “los ciudadanos perciban que lo que están pagando por el agua sirve para algo”. “La gente cambia de manera de ver las cosas. Hace cinco años, nadie pensaba que íbamos a pagar por ver televisión y ahora la pagamos todos”, agregó Sandoval.

Hay riesgo de que la región pierda 400 millones de euros por la dilación administrativa

Los fondos europeos tienen un marco temporal (acaban en 2023) y, “si no somos capaces de utilizar ese dinero, el problema se hace el doble de grande”. Ahora mismo, tiene que haber una actuación urgente.“En Arabia Saudí, un consorcio privado ha convencido al rey para llevar el agua. Allí cambian la ley y se acabó. Aquí todo es mucho más lento”, afirmó Sandoval.

Así las cosas, hace mucha falta una colaboración público-privada firme para sacar adelante las obras hídricas necesarias en Andalucía y, por ende, en todo el territorio español.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios