2011 Elecciones

El alcalde perfila un gobierno con sólo ocho grandes áreas

  • Supone una reducción de casi la mitad · Seis de los ediles que asumirán estas tareas serán elegidos en las urnas, a los que el alcalde quiere sumar dos delegados no electos: Maldonado y Díaz Guirado

Cábalas, ecuaciones, áreas garabateadas sobre un cuaderno que, casi a modo de juego infantil, acaban enlazando mediante una línea con los nombres de los concejales elegidos en las urnas... Ésta es, grosso modo, la tarea en la que anda ocupado Francisco de la Torre después de que las urnas ampliasen el apoyo de los malagueños, al punto de sumar dos nuevos ediles a los 17 que ya tiene en el momento presente. En este proceso de análisis, consulta y toma de decisión, que como él mismo apuntó ayer es más que probable que no culmine hasta el próximo 10 de junio, previa de la toma de posesión de la nueva Corporación municipal, sí está clara su idea de contar con un total de ocho concejales con responsabilidad de gobierno, algo menos de la mitad del actual ejecutivo local.

El número de áreas crece respecto a las previsiones iniciales del regidor, que barajaba sólo cinco o seis departamentos. Los votos acumulados en la jornada electoral de ayer le ha obligado a repensar la cuestión, más aún cuando su determinación es la de recuperar, al parecer, como delegados no electos a los actuales ediles de Urbanismo, Manuel Díaz Guirado, y de Vivienda, Diego Maldonado, que no formaron parte de la candidatura del PP a los comicios. Sobre el primero, algunas fuentes apuntan la opción de que el regidor opte más que por otorgarle un área concreta por contar con él como coordinador de Alcaldía, teniéndolo cerca. "Como delegados también los contemplo pero caben otras tareas", dijo ayer.

Este último aspecto fue confirmado ayer por el alcalde, quien eludió precisar cuáles serán las tareas que desempeñarán cada uno. Este escenario convierte la gestación del próximo equipo de gobierno en una especie de tablero de ajedrez, donde está clara la existencia de 11 peones con responsabilidad única y directa en los 11 distritos diseñado por el alcalde. Esto deja el número de ediles para áreas en ocho, de los que hay que restar al propio De la Torre y a Elías Bendodo, número dos de la lista popular que presidirá la Diputación provincial. Resultado final: seis concejales para las grandes áreas, agregando a los mismos a los ya mencionados ediles no electos.

Subrayó el papel que la fusión de áreas tiene para reducir un 10% los puestos de confianza y dejó claro que "no es menos importante un distrito que un área, al revés, políticamente, desde el punto de vista de la cercanía a los malagueños, el distrito es básico para resolver los problemas de los ciudadanos". "Los concejales de distrito tienen que estar dispuestos a conocer los problemas en todo su detalle y darles solución, apoyándose en las áreas, pero conocer los problemas supone conocer hasta los nombres de los responsables de los equipos de limpieza de Limasa o de mantenimiento del alumbrado y de los semáforos", dijo. Lo que busca con esta maniobra, según explicó, es "una especie de descentralización de la acción municipal, apoyándose en los distritos". Los días después de la cita del 22-M abren el escenario a la especulación sobre quiénes serán los elegidos por el alcalde para desempeñar qué tareas. Un efecto más que lógico si se tiene en cuenta que el propio De la Torre esquiva todas las cuestiones sobre el particular. "Voy a estar muy soso en mis respuestas, les voy a dar poco juego". Sea como fuere, es tiempo de quinielas.

Algunas voces consultadas por este periódico apuntan claramente a dos nombres como claves en el movimiento de piezas que pueda producirse: Carolina España y Damián Caneda. La primera parece algo cansada tras ocho años como concejala de Economía y Hacienda, tarea algo más ingrata si cabe en las actuales condiciones económicas y, según las fuentes consultadas, vería con buenos ojos un cambio de área.

Una opción que, añadieron, contrastaría, de inicio, con el deseo de De la Torre, que parece querer mantenerla al frente de un área de este peso en un momento como el actual. De variar la posición de España, que se da por hecho mantendrá la portavocía del equipo de gobierno y que ocuparía la primera tenencia de alcaldía, algunas voces apuntan a que podría asumir una gran área con Cultura y Turismo como principales referencias. Ello abriría las puertas al paso de Caneda a Economía, cuyo nombre se vincula igualmente con Deportes o Turismo. También en Economía se coloca a uno de los fichajes de la lista del PP, Ana Navarro, vinculada a la Cámara de Comercio.

Al tiempo, se da por seguro que Carlos Conde, hasta ahora gerente de Más Cerca y número 15 de la candidatura vencedora, acompañará a Elías Bendodo a la institución supramunicipal. Nada de ello será confirmado, previsiblemente hasta el último momento, por el único que, como comentan los propios compañeros de partido, sabe qué ocurrirá: Francisco de la Torre. Otra voz autorizada sí apuntaba que parece razonable saber "cuál será el organigrama antes que el personigrama".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios