2011 Elecciones

Los andalucistas claman por las "mentiras" del PP

  • Señalan el presunto "fraude de ley" en la venta de la fábrica Marín

La coalición andalucista PA+PSA local, que se había mantenido en silencio desde que este medio publicará la existencia de una factura del Congreso nacional del PSA que había sido abonada por el PSOE, decidió pasar ayer a la 'acción' para defenderse de lo que Carlos Cana definió como la "política de alcantarillas" del "PP de Marín y de quienes le hacen el trabajo sucio".

Sin lugar a dudas, el veterano militante andalucista (PA) fue el más enérgico en la defensa de la "honradez" de la coalición y de su alcaldable, destacando, escrito en mano, "que la venta de esta finca", refiriéndose al antiguo solar de la fábrica de Muñecas Marín, "sí que se podría decir que es un fraude de ley".

Cana, que alertó a Marín de que "tenemos, si quiere, muchos más documentos que sacar", lamentó que, "en su día, no le importó por interés propio manchar la imagen de Chiclana, a la que no tuvo ningún tipo de problema en compararla con Marbella".

"Pese a lo que él pretende venderle a la ciudadanía", señaló por otra parte, "esta colación no tiene ningún pacto acordado. Estaremos, llegado el momento, junto a quienes empleen sus ideas y esfuerzos en favor de Chiclana, de su empleo y progreso, una línea en la que parece no estar Ernesto Marín".

Asimismo, Cana lamentó que "haya políticos que pretenden ser bandera de la honradez y luego no tengan ningún tipo de problema en representar a las siglas que ya no representan para acudir a una comisión de contratación y llevarse en torno a 1.300 euros", en clara alusión a Manuel Guerrero.

Por su parte, Sebastián Navarro, nº 2 de la candidatura   y  secretario local del PSA, aclaró que "el congreso que se celebró en Chiclana lo organizó la dirección nacional y yo y Ángeles Polanco poco o nada sabemos de facturas". "No obstante", aseguró, "una vez que finalice la campaña, será el momento de acudir a la Justicia", denunciando Carlos Cana la vulneración de la protección de datos.

"No era nuestra intención", destacó Carlos Cana, "entrar en esta campaña de insultos y de alcantarillas, pero no podemos permitir que Ernesto Marín falte a la honradez de nuestro proyecto político y de nuestro candidato a su antojo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios