sesión de control

Catalá ve "ofensivo" el lazo amarillo de los independentistas

  • El ministro de Justicia lamenta que los soberanistas sigan hablando de presos políticos e insiste en que la calidad democrática de España "es muy alta".

Comentarios 6

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, cree que el lazo amarillo que exhiben muchos independentistas, como algunos diputados, es "ofensivo" y ha defendido que las diferencias jurídicas sobre la situación de Carles Puigdemont no tienen nada que ver con la calidad democrática, que en España "es muy alta".

De esta manera, Catalá ha respondido a la diputada de Unidos Podemos Lucía Martín y al portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano, que en la sesión de control al Gobierno en el Congreso le han preguntado por la decisión de un tribunal alemán de no conceder la extradición de Puigdemont por el delito de rebelión.

En su intervención, Catalá ha reprochado al portavoz independentista que pueda acudir "tranquilamente" al pleno mostrando un lazo amarillo que, según él, es "ofensivo" y decir que hay presos políticos en España, que "no los hay".

Por contra, en Cataluña no se puede hablar con libertad, se producen escraches a quien piensa distinto y han acusado a los secesionistas de crear un clima de confrontación. "Enhorabuena", ha ironizado.

Campuzano ha dicho al ministro que, tras el fallo de la justicia alemana, tiene ahora la "oportunidad" de rectificar su decisión de judicializar la crisis de Cataluña y le ha pedido que abra el diálogo y liberen a los presos.

También en un sentido parecido han ido las críticas a Catalá de la diputada de Unidos Podemos, que ha cargado contra el Gobierno por su "nefasta" gestión de la crisis catalana, que ha vuelto a "sacar los colores" al Ejecutivo español.

Como Campuzano, que ha hablado de "varapalo tremendo" a toda la estrategia política y judicial del Gobierno, le ha pedido que rectifique, subrayando que España es cada vez más una "anomalía" en la Unión Europea cuando "vulneran" derechos y se "inventan delitos" que luego Alemania tiene que desmentir.

Catalá ha respondido a los dos diputados que las discrepancias jurídicas "son eso", discrepancias jurídicas, y, por tanto, deben ser resueltas por los tribunales.

"No vamos a decirles nunca a los tribunales lo que tienen que resolver, tampoco les vamos a escrachar ni coaccionar", ha advertido el ministro.

Ha recordado la conversación que mantuvo con la ministra de Justicia alemana donde le dijo que sus declaraciones habían sido "malinterpretadas" y que no tenía ningún reproche que hacer a la democracia y al Estado de derecho en España.

Del mismo modo, ha mencionado que las estadísticas del Tribunal Europeo de Derechos Humanos señalan que España es el tercer país de 28 con menos condenas en los últimos años relacionadas con los derechos de los ciudadanos.

Y además ha contestado a Martín que si hay alguna anomalía en España y en Europa es la de aquellos partidos que "siempre" se ponen del lado de los antieuropeos, xenófobos, radicales y fascistas.

Después, en los pasillos del Congreso, el diputado del PDeCAT Ferrán Bel ha defendido el lazo amarillo como una expresión democrática de "solidaridad" con los exdirigentes que están en prisión preventiva, a diferencia de lo que está sucediendo en el resto de Europa, donde otros independentistas no están en la cárcel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios