Aniversario del referéndum catalán

El Gobierno considera que las cargas policiales del 1-O fueron un error

  • La portavoz del Gobierno critica la falta de previsión de Rajoy y asegura que el actual Ejecutivo no "habría llegado" a la situación del año pasado porque hubiera puesto "medios políticos"

Varios agentes de la Policía Nacional durante el 1 de octubre de 2017. Varios agentes de la Policía Nacional durante el 1 de octubre de 2017.

Varios agentes de la Policía Nacional durante el 1 de octubre de 2017. / EFE

Comentarios 5

La ministra de Educación y portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha asegurado este lunes que las cargas policiales en el referéndum del 1 de octubre fueron "un error" que ha achacado a la falta de previsión del Gobierno del PP.

En una entrevista en Cadena SER, Celaá ha señalado que el Ejecutivo del PP no acertó en "ninguna de sus previsiones", en alusión a los colegios electorales y la intervención policial.

Según la ministra, aquellas cargas contribuyeron a propiciar unas "imágenes penosas" que dañaron la reputación de España. La responsable de Educación ha descrito la jornada del referéndum independentista del 1 de octubre como un día "triste" y ha remarcado que no hay motivos para "celebrar nada". 

Asimismo, ha reivindicado que con el actual Ejecutivo no se habría producido la consulta separatista del 1 de octubre, defendiendo que el Ejecutivo habría puesto "medios políticos" antes para evitar el referéndum.

Así, Celaá ha dado por seguro que el Gobierno socialista "no habría llegado" a la jornada del 1-O. "Seguramente no habría llegado porque habría puesto medios políticos mucho antes", ha asegurado.

"Llevábamos mucho tiempo diciendo que Rajoy no hacia política, que Cataluña iba por sus cauces, desde 2012 y se dejaba ir. No habríamos llegado a ese punto", ha recalcado.

Niega la ministra portavoz que de aquella votación emane ningún mandato democrático, como asegura el independentismo, y según ella durante la jornada de la consulta el separatismo se "dio de bruces" con el "principio de realidad".

A su juicio, el "imaginario" independentista "se fue al suelo" aquel día, y entiende que "lo peor" de aquella situación es que el 1-O se visibilizó la fractura de la sociedad catalana. "Por eso estamos trabajando ahí", ha declarado, alegando que el Ejecutivo ha abierto "pasillos políticos" para solventar la crisis catalana.

Con todo, Celaá ha pedido a la Generalitat que "desarme" la retórica de confrontación y "se atienda a los hechos", reiterando su defensa de la gestión que hace el Gobierno de este conflicto. "Estamos mejor que hace un año", ha zanjado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios