Moción de censura Pedro Sánchez dejará el Presupuesto del PP y dialogará con Torra

  • El candidato socialista también derogaría algunos artículos de la ley Mordaza y anuncia que dialogará con todos los presidentes autonómicos, incluido Torra

Comentarios 16

Y Rajoy no contesto... Ni se inmutó, ningún gesto de aprobación o de negación a la pregunta, sólo movió el caramelo que paladeaba en su boca. El socialista Pedro Sánchez ha animado al presidente del Gobierno a presentar la dimisión al inicio de su discurso de la moción de censura. "¿Va, usted, a dimitir? Dimita, señor Rajoy, y todo esto acabará. Su tiempo pasó." Sánchez ha dado crédito, de este modo, a una posibilidad negada por Moncloa, y es que el presidente dimita ante la probabilidad cierta de que el socialista gane la votación de la moción de censura. 

El diálogo entre Pedro Sánchez y Mariano Rajoy ha sido muy intenso. Rajoy, mucho más duro que el candidato, que a pesar de las críticas, dejó algunos lazos sin cortar. "Quiero que conste en acta que yo tampoco creo que el PP sea un partido corrupto", indicó Sánchez, que culpó al presidente del Gobierno de haber creado una crisis territorial y una división social como consecuencia de un modo de hacer oposición. En este sentido, recordó que desde el PP se ha llegado a calificar a los socialistas de "filoterroristas". A pesar de la dureza, ambos acabaron con buenas palabras, los dos se han tratado mucho en el último año como consecuencia de la crisis catalana. Sánchez se despidió así: "No sé lo que va a pasar mañana. Tiene usted mi respeto personal y político. Hemos hablado mucho este año. Le deseo lo mejor en lo personal, pero en lo político usted no puede seguir siendo presidente del Gobierno" 

El socialista casi ya tiene en la mano una votación favorable, y en su discurso ya ha enviado los dos mensajes que esperaban los nacionalistas y los independentistas catalanes. Para el PNV, aprobará el actual Presupuesto en trámite en el Senado, y para ERC y al PDeCAT, que se reunirá con ellos y con el presidente de la Generalitat, Quim Torra

Presupuestos del PP

 En su respuesta a Sánchez, Mariano Rajoy se mofó de que el PSOE vaya a dejar esas cuentas cuando se opuso hace sólo una semana, "y lo hizo con fuerza, con un no de los de no es no, les producía urticaria, no sé cómo vivirán con tamaña monstruosidad". Los Presupuestos de 2018 se encuentran ahora en el Senado después de pasar por el Congreso. Para ser aprobados en la Cámara alta, necesita de los votos del PP. Resultaría igual de paradójico que los populares los negarán ahora. Pero si los rechazan, volverán al Congreso y ahí se aprobarían por mayoría simple. Rajoy fue de lo más expresivo, refiriéndose a Podemos: "Se lo van a tener que comer con patatas"

Pedro Sánchez mantendrá los Presupuestos.

Rajoy se ha empleado duro con Pedro Sánchez, muy duro, hizo de su contrincante una descalificación total. Aseguró que carece de un proyecto para España porque es "pura ambigüedad". "El papel -siguió- lo aguanta todo, pero el suyo aguanta todo y lo contrario", y le recordó sus posturas ambiguas sobre la plurinacionalidad del país.  

"No espere insultos por mi parte", le había anunciado el socialista. Pedro Sánchez ha justificado su paso por la negativa de Rajoy a asumir responsabilidades políticas por la reciente sentencia de la primera etapa del caso Gürtel. Ésa es la nuez de su ofensiva, la trama creada por Francisco Correa en torno al PP y su sede de la calle Génova, y en el que está implicado el ex tesorero y ex gerente del partido Luis Bárcenas. "Esta moción nace de su incapacidad para asumir responsabilidades políticas por la sentencia de Gürtel, unos hechos que provocarían la salida del presidente en cualquier otro país semejante al nuestro", indicó. "La pregunta es sí o no, ustedes deciden si indultan", subrayó.

La moción cuenta con el apoyo de Unidos Podemos, de ERC y del PDeCAT. Si los cinco diputados del PNV la respaldasen, algo que los vascos aún no han revelado, Pedro Sánchez se convertiría en presidente del Gobierno en sustitución de Mariano Rajoy. la votación final se celebrará el viernes, y el socialista necesita 176 votos, la mayoría absoluta del Congreso.

Diálogo con Torra y Urkullu

La primera media hora de su intervención se centró en la crítica a Rajoy, y a partir de entonces habló de su posible hoja de ruta como presidente del Gobierno. Pedro Sánchez definió al Ejecutivo como "socialista, paritario, europeísta y cumplidor con los deberes europeos", en clara referencia a los objetivos de ajustes fiscales pactados con Bruselas. Será un Gobierno defensor de la Constitución, pero que dialogará "con todos los partidos y con todos los gobiernos de todas las comunidades autónomas". Esto ya supone un primer guiño a los partidos independentistas catalanes y al Gobierno de Quim Torra. Y es una absoluta novedad respecto al PSOE que hace dos años, por medio de su comité federal, le negó la opción de hablar con quienes defendiesen la independencia o el referéndum para formar Gobierno.

Sánchez se compromete a "normalizar" las relaciones con Cataluña. / EP

El candidato ha citado de forma expresa al "nuevo Govern" y al Gobierno de Íñigo Urkullu como objetos de esos nuevos diálogos que desea abrir y que, en su opinión, Rajoy no lo ha querido hacer.  

Pedro Sánchez  se comprometió a aprobar el mismo Presupuesto de 2018 que el PP acaba de aprobar con los votos de Ciudadanos, a pesar de que su propio partido lo rechazó. "Es una decisión que asumo desde la responsabilidad con mi país. Un partido de Estado como el mío tiene esa obligación", añadió. Es la respuesta a una de las peticiones del PNV, que no desea perder ni los 540 millones de euros que las cuentas dejan para el País Vasco ni la subida de los pensionistas pactada con el PP. "Este no es nuestro Presupuesto, pero no lo vamos a retirar por responsabilidad del Estado", indicó.

Ley Mordaza

Sánchez anunció la derogación de algunos artículos de la llamada la ley Mordaza, los que restringen el derecho de reunión, la labor de los periodistas en algunos casos y las expulsiones en caliente de inmigrantes en las fronteras. El candidato también adelantó que renovará el consejero de administración de la RTVE, paralizado desde hace meses por el PP. Su programa de Gobierno también cuenta con un apartado social, dentro del cual propone aprobar una ley de igualdad salarial.

De modo resumido, el candidato ha afirmado que los tres ejes de su propuesta pasan por recuperar "los consenso pendientes", en referencia a los asuntos territoriales, por abordar "las urgencias sociales" v por "regenerar el Estado de derecho". Este programa no es un asunto de día o semanas, de modo que Sánchez pasará en Moncloa algunos meses más de lo que se esperaba en un principio. Posiblemente, si gana, los comicios se acercarán más a las europeas y municipales de marzo de 2019 que al otoño de 2018. Esta es una petición del PNV, que no desea una pronta victoria de Ciudadanos en las urnas si se confirmasen los sondeos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios