ELECCIONES GENERALES 2019

Pedro Sánchez: "tenderé la mano a todos los partidos"

Pedro Sánchez Pedro Sánchez

Pedro Sánchez / Efe

Pedro Sánchez celebró su victoria en las elecciones generales 2019. "Hemos hecho que pase" dijo a los simpatizantes que se agolpaban en la calle Ferraz de Madrid. 

Sánchez agradeció los votos que, considera, le permitirán gobernar en los próximos cuatro años, pero ha asegurado que va a "tender la mano" a todos los partidos, aunque los socialistas concentrados frente a la sede del PSOE le han gritado una y otra vez "con Rivera no", en referencia a un posible pacto con Ciudadanos

"Os he escuchado", antes de anunciar que no pondrá "cordones sanitarios" como ha hecho el dirigente naranja con el propio PSOE.

El candidato socialista ha destacado el alto dato de participación en estas elecciones, que ha superado el 75% y se ha acordado, sin nombrarlo, de Vox, al asegurar que su victoria es "un mensaje a Europa y el mundo" que demuestra "que se puede ganar a la involución".

El PSOE ha vuelto a ganar unas elecciones generales después de una década de travesía por el desierto. El camino comenzó con el harakiri económico de José Luis Rodríguez Zapatero en los albores de la crisis. Lo ha terminado este 28 de abril Pedro Sánchez, después de dos intentos fallidos ha batido, con 122 escaños, la marca de Alfredo Pérez Rubalcaba, que manejó los restos de naufragio del zapaterismo para quedarse con 110 diputados en el Congreso.

Los más de siete millones de votos logrados por los socialistas les permiten salir con ventaja al juego parlamentario que comenzará hoy mismo. Las encuestas, esta vez, no han ido muy desencaminadas con la predicción del partido del puño y la rosa, aunque han sobrevalorado las posibilidades del PSOE. Sánchez no podrá gobernar en solitario, como pretendía. En la primera mitad de la campaña lo vio incluso cerca, pero ha llegado algo desfondado al 28-A.

El presidente del Gobierno en funciones ha sido capaz de ganar 37 diputados, pero Pablo Iglesias llamará a su puerta para entrar en el gabinete. ¿El motivo? Puede hallarse en el Sánchez hierático que, por miedo a perder, afrontó los dos debates consevutivos con una estrategia conservadora. El líder de Podemos fue el principal beneficiado del doble asalto televisivo, lo que deja a las izquierdas cerca de la mayoría absoluta.

Posibles pactos de Gobierno tras las elecciones

Si quiere gobernar con las izquierdas, Sánchez necesitaría el concurso de alguno de los partidos independentistas catalanes y vascos, más allá el PNV y los regionalistas minoritarios. La opción de Ciudadanos existe, pero Albert Rivera ha sido muy vehemente en su negativa a negociar con el dirigente socialista.

El crecimiento del PSOE es innegable pero ha quedado algo deslucido si se enfrenta a sus propias expectativas durante parte de la campaña. Sin embargo, es Pedro Sánchez quien tiene la sartén por el mango tras ganar en X de las 17 comunidades aupado por su buen resultado y la división de la derecha.

Los socialistas vuelven a cimentar sus victorias en las comunidades más pobladas, donde en las dos últimas convocatorias electorales perdieron la confianza de su electorado, aunque en Andalucía siguen quedando lejos los resultados de las grandes mayorías del PSOE.

Resultados de las generales en Andalucía

En Andalucía se llevan 24 diputados de los 62 que había en juego. Es uno más que en 2015, cuatro más que en 2016, pero todavía es uno menos que en 2011, cuando Rubalcaba logró 110 a nivel estatal. La influencia del sur en el grupo socialista de la XIII Legislatura queda lejos de tiempos mejores.

Sin embargo, en Cataluña el PSOE, con 12 escaños, le ha disputado a ERC la victoria. Los republicanos logran tres escaños más con 50.000 votos más. Es también reseñable la aportación de los socialistas valencianos y los madrileños, donde las papeletas del puño y la rosa vuelven a ser las más elegidas por los votantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios