Elecciones

Pedro Sánchez gana las elecciones generales con dos opciones para gobernar

  • El PSOE sumaría con los diputados de Ciudadanos en un Ejecutivo moderado o con Unidas Podemos y varios pequeños partidos

Pedro Sánchez, este domingo, yendo a votar con sus esposa. Pedro Sánchez, este domingo, yendo a votar con sus esposa.

Pedro Sánchez, este domingo, yendo a votar con sus esposa. / Emilio Naranjo/EFE

Pedro Sánchez ha ganado sus primeras elecciones generales. Los resultados del domingo 28 de abril suponen un espaldarazo a la moción de censura que le ganó a Mariano Rajoy. El presidente del Gobierno necesitará socios para ser investido, pero su posición es más cómoda, porque puede pactar tanto a su derecha, con Ciudadanos, como a la izquierda, con Unidas Podemos, y varios partidos pequeños. La suma de las derechas no se acerca a los 176 escaños, debido al hundimiento del PP, pero también a Vox, que no ha cumplido con las altas expectativas que levantó en la campaña electoral. El partido de Pablo Casado es el que sale más tocado de este cita electoral, Ciudadanos le viene pisando desde atrás.

La primera respuesta de Ciudadanos a ese posible pacto es que no se echarán atrás, que mantienen el veto a los socialistas y no formarán Gobierno con ellos, pero esto es algo que hay que seguirlo en las próximas semanas. La paradoja a la que deberá hacer frente Rivera en los próximos días es que un Gobierno de coalición de este cariz liberaría a Sánchez de cualquier compromiso con los populistas de Unidas Podemos. Pedro Sánchez, sin embargo, no ha rechazado esta alianza. Mientras cientos de militantes le pedían en Ferraz que no pactase, él les respondió que no es el PSOE el que pone cordones sanitarios.

La participación ha sido alta, del 75,8%, una de las mejores de las 14 elecciones celebradas hasta ahora en nuestro país. 

180 escaños de PSOE con Cs

El PSOE ha sido el partido más votado, consigue 123 escaños, con un 28,7%, lo que supone un avance notable desde los 86 anteriores. Pedro Sánchez supera el listón anterior de Alfredo Pérez Rubalcaba. Para gobernar, puede pactar con Ciudadanos, que cuenta con 57 escaños. La suma es muy superior a la mayoría absoluta, pero durante toda la campaña el líder naranja Albert Rivera sostuvo que no pactaría con Sánchez por su acercamiento a los independentistas.

El PSOE es la primera fuerza en todas las comunidades, a excepción de Cataluña y el País Vasco. En Andalucía experimenta un notable crecimiento desde las autonómicas del 2 de diciembre, al subir del 27,9% de los apoyos al 34,3%. La tesis de que fue Cataluña y Sánchez quienes perjudicaron a Susana Díaz se viene abajo, el problema de los socialistas andaluces fue, puramente, local.

La segunda fuerza del país es el PP, pero con un resultado muy bajo, se quedaría con 65 escaños, un 16,7%, pierde casi la mitad de los diputados que obtuvo Mariano Rajoy. El descenso del partido de Pablo Casado se debe a casi todos los territorios, pero es especialmente grave lo sucedido en Andalucía, donde es adelantado por Ciudadanos. Ambos partidos gobiernan en la Junta, pero con el PP en la Presidencia, ya que fue el más votado el pasado 2 de diciembre. Los populares andaluces han sacado mejor dato en Andalucía que a nivel nacional.

Ciudadanos consigue 57 diputados, con el 15,8%, y se coloca en votos muy cerca del PP. La competencia en el centro derecha se presenta muy dura para los próximos años, porque por primera vez se atisba un posible adelantamiento. 

175 escaños con UP y los pequeños partidos

Unidas Podemos ha logrado 42 escaños, es la cuarta fuerza de España y ha encajado una notable caída. En el caso de que Pedro Sánchez lo quisiese de aliado, debería sumar al PNV y a los pequeños partidos, como los regionalistas cántabros y los canarios. En ese caso, serían 175 escaños. Faltaría una abstención. Esto es muy importante porque Sánchez no estaría obligado a entenderse con ERC, pero sí tendría que poner de acuerdo a un buen número de pequeños partidos y conseguir alguna abstención. En la segunda votación de la investidura, bastan con más síes que noes.  

Vox ha conseguido 24 escaños, el éxito es tremendo si se considera que irrumpe con fuerza en el Congreso, pero las expectativas eran otras. De hecho, el porcentaje es más bajo que en las pasadas elecciones andaluzas. Tienen representación en Andalucía, Extremadura, Madrid y Valencia.

ERC ha ganado las elecciones en Cataluña, el partido de Oriol Junquera ha conseguido 15 escaños, con lo que alcanza el liderazgo entre los independentistas. El partido de Waterloo, el de Puigdemont, que se presenta con la siglas de JxC ha conseguido siete escaños. 

El PNV tiene seis escaños y Bildu se queda con cuatro, mejora por tanto su representación. Coalición Canaria tiene dos escaños, y entran dos nuevos partidos, el de los regionalistas cántabros de Revilla, con un diputado, y el de una coalición melillense, con otro sillón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios