Desfalco en Lipasam

Lipasam culpa al ex contable del abono por error de los 264.000 euros

  • La empresa pide al juez que investigue las cuentas del ex trabajador y de su familia porque sus maniobras eran "indetectables"

  • Inicia una investigación interna para "depurar responsabilidades"

Un vehículo de limpieza de Lipasam circula por las calles del centro.

Un vehículo de limpieza de Lipasam circula por las calles del centro. / S. C.

Lipasam culpa al ex jefe de servicio del departamento económico y financiero Manuel M. G.. del pago por error de 264.587,96 euros realizado dos meses después de que fuera despedido, en relación con el desfalco de más de un millón de euros que se le atribuye.

La empresa municipal presentó ayer un escrito en el juzgado de Instrucción número 14 de Sevilla, que investiga el desfalco, en el que sostiene que las dos transferencias ingresadas en una cuenta bancaria del ex jefe de contabilidad el pasado 10 de febrero se deben al "complejo y de difícil detección" método defraudatorio empleado por el investigado y que consiste en introducir en la contabilidad de la compañía "el dato contable correspondiente a una obligación de pago inexistente y simulada de un proveedor real, cambiar la cuenta bancaria del proveedor por la suya, generándose una remesa de pago dentro de la cual entraba el pago fraudulento a su favor".

El error se debe, según la empresa, a que se mantuvo su número de cuenta en un proveedor

A continuación, prosigue la acusación particular que ejerce Lipasam, el contable volvía a cambiar en el sistema informático contable su cuenta bancaria por la real del proveedor, "haciendo la maniobra indetectable y así, hasta el siguiente pago defraudatorio", según confirmaron a este periódico fuentes judiciales.

El que fuera responsable de la contabilidad de Lipasam durante 30 años se aprovechaba del "conocimiento y los permisos que tenía en el sistema informático" para cometer el fraude.

El último pago erróneo de 264.000 euros, según la empresa, se ha producido porque un proveedor real que hacía "mucho tiempo" sin recibir pagos mantenía en el sistema informático el número de cuenta de Manuel M. G., porque éste "en uno de los muchos pagos defraudatorios que realizó a su favor olvidó cambiarlo para poner el del proveedor real, con lo cual ahora Lipasam ha generado una remesa de pagos para pagar a decenas y decenas de proveedores" generando el pago erróneo.

Lipasam explica además al juez que desde que se descubrió el desfalco, se dio una orden urgente al departamento financiero para que analiza para que se analizara la situación "proveedor a proveedor, asiento a asiento" de entre los miles de pagos realizados durante los últimos años, al menos desde 2008, para detectar las posibles "anomalías o manipulaciones en el sistema".

Se trata de un proceso minucioso que, pese a su complejidad, la compañía cree que está "casi ultimado", según los empleados del departamento de administración y finanzas, habiéndose cursado además desde la dirección las órdenes precisas para "acelerar al máximo el proceso y tener la seguridad de que, en el sistema, no hay más proveedores con cuentas corrientes o cualquier otro dato alterado a favor de Manuel M. G., pero como se ha comprobado ahora, al menos en uno de ellos, aún permanecía manipulado".

Lipasam ha informado asimismo al instructor del caso de que ha iniciado una investigación interna para "depurar responsabilidades" por el pago erróneo de los 264.000 euros.

En concreto, en el escrito presentado en el juzgado, Lipasam señala que se ha ordenado una "investigación interna para depurar la existencia de responsabilidades adicionales en Lipasam en lo que a este último pago realizado concierne, teniendo su justificación en la sofisticación del sistema predatorio ideado y su complejidad de detección".

Lipasam considera que el error se debe a la “sofisticación del sistema predatorio” utilizado

Lipasam ha pedido al instructor que si es cierto que el contable quiere colaborar con la Justicia, debe facilitar al juzgado "a qué número de cuentas concretos y de qué bancos se hacía las transferencias o si, en todo caso, a través del juzgado podría tenerse la certeza del total de cuentas corrientes" del investigado, de su esposa, sus empresas o su ámbito de influencias". Contar con esta información, añade la empresa, "agilizaría mucho las tareas de corrección de las fichas de proveedores del sistema de contabilidad y pagos de Lipasam".

De otro lado, el juez había citado este jueves a declarar como investigado al ex contable de Lipasam, pero la comparecencia se ha vuelto a aplazar por motivos familiares. La imputación se produjo después de que la acusación particular que ejerce la propia empresa de limpieza reclamara la citación "urgente" de este ex trabajador y también la adopción de medidas cautelares para evitar "una fuga u ocultación de datos y que aseguren responsabilidades civiles para la recuperación del dinero público" del que se apropió y que en principio supera el millón de euros en un periodo de al menos doce años.

La acusación planteó que se adopten medidas cautelares de naturaleza personal ante el riesgo de fuga, ocultación de pruebas y frustración de las posibilidades de recuperación del dinero público. La investigación interna previa a la denuncia reveló que el modus operandi empleado por el contable consistía en falsificar pagos que vulneraban los procedimientos internos establecidos en beneficio personal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios