Robos en Sevilla

El Peque queda en libertad y es detenido de nuevo en la puerta de los juzgados

  • En los últimos 15 días, el joven delincuente del Polígono Norte acumula ya tres arrestos.

Uno de los bares en los que robó el delincuente.

Uno de los bares en los que robó el delincuente. / Juan Carlos Muñoz

Uno de los estereotipos que más calan entre la ciudadanía y en el imaginario colectivo es la presunta impunidad que se achaca en muchas ocasiones por la facilidad con la que algunos delincuentes, sobre todo por delitos menores pero muy reiterados y que tienen gran repercusión sobre la población, como por ejemplo los robos con fuerza, son detenidos y puestos en libertad por la Policía o los jueces. Muchos de esos estereotipos son sólo eso, porque en la práctica habitual hay situaciones de todo tipo, como la que se ha vivido este jueves en los juzgados de Sevilla, donde fue conducido Jesús Manuel L. V., alias el Peque, tras haber sido detenido el día anterior como presunto autor de tres robos con fuerza en sendos establecimientos comerciales de la calle Factores, en San Jerónimo.

Al joven, de 34 años, se le atribuyeron finalmente cuatro robos con fuerza, y en su comparecencia ante la juez de guardia, el individuo se ha acogido a su derecho constitucional a no declarar, como se presupone a un veterano delincuente a pesar de su juventud. A partir de ahí, la juez, tras analizar el caso y de acuerdo con la postura del fiscal, acordó la puesta en libertad del sospechoso, algo que en principio podría hacer bueno el estereotipo mencionado.

Sin embargo, lo que nadie se esperaba son los acontecimientos que se produjeron a partir de esa decisión judicial. Jesús Manuel L. V. abandonó entonces la dependencias del juzgado de guardia y en ese preciso instante, a las puertas de la sede judicial, fue abordado por un policía nacional de paisano quien, para enorme sorpresa del Peque, volvió a detenerlo por la presunta comisión de otros robos. 

Y así, vuelta a empezar, el joven fue conducido de nuevo a las dependencias policiales, donde se confeccionará el correspondiente atestado y, una vez concluido, volverá a ser puesto previsiblemente de nuevo a disposición judicial, algo que podría producirse mañana mismo.

Se trata de la tercera vez que este delincuente, de 34 años y vecino del Polígono Norte de Sevilla, ha sido arrestado en los últimos 15 días. Con anterioridad, el Peque fue detenido el 10 de marzo por otro robo en grado de tentativa en el bar Cuesta del Bacalao, en la calle Argote de Molina. El delincuente estaba intentando forzar la persiana de seguridad de este negocio con el sillín de una bicicleta. Tras aquella detención ingresó en prisión, donde ha estado menos de dos semanas.

Nada más salir, la Policía lo volvió a arrestar por cometer más robos con fuerza, una de sus especialidades. El Peque tiene numerosas detenciones en su historial, en el que también figuran otros delitos como sustracciones de vehículos y robos a personas utilizando una navaja, lo que se conoce en el argot policial como sirla. Además de los tres robos con fuerza, la Policía le imputó también un delito de quebrantamiento de condena. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios