Betis

Rebaja sustancial de condenas en el juicio por la gestión de Oliver en el Betis

  • El club se declara resarcido y renuncia a las acciones civiles y penales

  • Ninguno entrará en prisión y la acusación particular de Béticos por el Villamarín cobrará sus honorarios

Luis Oliver llegando a la Audiencia Provincial de Sevilla Luis Oliver llegando a la Audiencia Provincial de Sevilla

Luis Oliver llegando a la Audiencia Provincial de Sevilla / Antonio Pizarro

El juicio por la gestión de Luis Oliver en el Betis concluyó este martes con un acuerdo en el que los siete acusados reconocieron los hechos y aceptaron diferentes penas que no implican su ingreso en prisión: el ex presidente José León y el ex consejero delegado Oliver fueron condenados a 10 meses y 16 días de prisión, el expresidente Jaime Rodríguez Sacristán fue condenado a un mes y 15 días de prisión, sustituibles por una multa de 270 euros, y los cuatro empresarios acusados aceptaron tres meses y 15 días de prisión.

El juicio estaba previsto hasta finales de mes en la Sección Cuarta de la Audiencia de Sevilla pero únicamente se celebró para la aceptación de las penas y el dictado de una sentencia de viva voz.

Ello fue posible después de que el Betis renunciase expresamente a las acciones penales y civiles que le pudieran corresponder por la gestión de Oliver en el club.

Ninguno entrará en prisión

Previamente, la Fiscalía de Sevilla rebajó sus anteriores calificaciones, en las que pedía hasta cuatro y cinco años de prisión para Oliver y León, a unas condenas menores de prisión que en todos los casos quedaron en suspenso. El abogado Manuel Serrano Alférez, que ejerció la acusación particular en nombre de la asociación Béticos por el Villamarín, se adhirió a la petición de la Fiscalía tras alcanzar un acuerdo con Oliver para el pago de sus costas judiciales. 

El presidente del tribunal, Carlos Lledó, preguntó uno a uno a los procesados por su aceptación del acuerdo, destacando que sus abogados lo alcanzaron con el convencimiento de que era aceptable para ellos. Dictó de viva voz la sentencia y a continuación la declaró firme, a la vista de la decisión de todas las partes de no recurrirla.

Para Oliver y León, las condenas quedaron en 10 meses y 16 días de prisión y multa de dos meses y 15 días con una cuota diaria de tres euros (lo que equivale a 225 euros).

Para Jaime Rodríguez Sacristán, la condena fue de un mes y 15 días de prisión sustituible por una multa de tres meses con cuota diaria de tres euros (270 euros).

Para los empresarios José María Gálvez, Ángel Mayayo, Isabel Escrig y Plácido Nicanor Robla la condena aceptada fue de tres meses y 15 días de prisión y una multa de un mes y 15 días con cuota diaria de tres euros (135 euros).

El acuerdo alcanzado condena a los siete procesados por un delito de apropiación indebida en concurso con otro de falsedad documental, con las atenuantes de dilaciones indebidas y reparación del daño.

El magistrado presidente recordó que no procede declarar una responsabilidad civil a favor del Betis teniendo en cuenta su renuncia expresa como perjudicada a las acciones civiles y penales.

El fiscal del caso se declaró a favor de la suspensión del ingreso en prisión de todos los acusados dado que no existe una responsabilidad civil que deban abonar, que los interesados no tienen antecedentes penales y que, en caso de tenerlos, son muy antiguos y cancelables.

El juicio estuvo en riesgo de suspensión dado que varias de las empresas acusadas como responsables civiles habían cambiado de abogado de oficio en los últimos meses.

Por eso el presidente del tribunal agradeció a sus defensores "haber aceptado este servicio público y haber ejercido a la defensa con toda la amplitud posible".

El juicio debía celebrarse hasta el día 28 de enero en diez sesiones y todo el trámite de este martes duró apenas media hora, incluyendo un pequeño retraso para convocar a la Letrada de la Administración de Justicia que debía dar fe del acuerdo. "De todas formas, después de diez años de espera, estos diez minutos no van a ir a ningún sitio", comentó con humor Carlos Lledó. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios