Real Betis El último juicio del caso Betis se celebrará del 12 al 29 de enero

  • Por el traspaso de Mehmet Aurelio, Sergio García y otros gastos del club

Manuel Ruiz de Lopera y Luis Oliver (derecha) Manuel Ruiz de Lopera y Luis Oliver (derecha)

Manuel Ruiz de Lopera y Luis Oliver (derecha) / Antonio Pizarro

La Sección Cuarta de la Audiencia de Sevilla celebrará del 12 al 29 de enero de 2021 el último juicio por la gestión del Betis, en el que la Fiscalía de Sevilla pedirá cuatro años de prisión para el expresidente del club José León y cinco para el ex consejero delegado Luis Oliver.

La Fiscalía les acusa de un presunto delito de apropiación indebida y de perjudicar en un millón de euros al Betis. Junto a Oliver y León, el fiscal acusa a otras cinco personas, entre ellos el también expresidente bético Jaime Rodríguez Sacristán, para el que pide nueve meses de prisión, dos años para los empresarios José Angel Mayayo y José María Gálvez, un año para Isabel Escrig  y un año y seis meses para Plácido Robla.

Este es el único juicio pendiente de los que se abrieron en torno a la gestión del Betis en tiempos de Manuel Ruiz de Lopera, con excepción del recurso pendiente ante el Tribunal Supremo por el traspaso de acciones.

En el relato de los hechos del denominado caso Saqueo, la Fiscalía precisa cómo fue la actuación en los traspasos de los futbolistas del Betis Mehmet Aurelio al Besiktas turco y de Sergio García al Espanyol de Barcelona.

En el caso de Aurelio, la Fiscalía afirma que Oliver, en connivencia con León y los acusados José María Gálvez y Ángel Mayayo, pagaron 354.000 euros a una empresa que no hizo de intermediaria; y en el caso de Sergio García, se abonaron 590.000 euros a una empresa que tampoco hizo ninguna labor en el traspaso.

El traspaso de Aurelio lo cobró la empresa Bastogne Corporación SL y el de García se pagó a Sport Transfer Management SL, y en este caso Oliver y León actuaron en connivencia con otro acusado, Plácido Nicanor Robla, administrador de la segunda empresa, según la Fiscalía.

De los 590.000 euros pagados por el traspaso de Sergio García, 489.000 se transfirieron a una cuenta de Bastogne, y esta compañía envió "sin causa" dinero a otras empresas: Ranking XXX SL (149.832 euros) y Global Witness XX SL (69.620 euros), ambas propiedad de Mayayo.

Además, se transfirieron 13.501 euros a Stavia Sport SL, propiedad de Oliver, mil euros a su mujer "por razón de mera liberalidad" y 17.702 euros a Edificaciones Vostok Mir SL, que no conocía el origen de los fondos, indica la Fiscalía.

José León pagó 146.200 euros a Orión Consultoría y Gestión SL por servicios de gestión y asesoramiento en "connivencia" con la acusada Isabel Escrig, aunque la Fiscalía considera que a la empresa le correspondía cobrar solo 52.566 euros.

Luis Oliver, por su parte, como administrador de hecho del Betis, consiguió que Jaime Rodríguez, cuando era presidente, firmara con la empresa Lucerna Technology SL un contrato de mantenimiento de las instalaciones del club y de dirección y gestión del personal, por lo que se pagaron 27.614,02 euros sin que se prestara ningún servicio, añade la Fiscalía.

Todas estas actividades económicas suponen un presunto delito de apropiación indebida continuado en concurso con un delito de falsedad en documento mercantil, según la acusación del Ministerio Público.

Además de las penas de cárcel, la Fiscalía pide una multa de 6.000 euros para Oliver y León y que el primero de ellos indemnice al Betis con 1.090.754 euros, lo que deberá hacer de forma solidaria con el resto de los acusados.

El juez de instrucción de Sevilla impuso en su día a Oliver y León sendas fianzas de 2.840.000 y 2.250.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios