El archivo de la denuncia contra la juez Bolaños

Del Río destacó el "esfuerzo y trabajo" de la magistrada y la "complejidad" de los asuntos

  • El juzgado soporta una carga de trabajo "elevada" al asumir la instrucción de las macrocausas

El presidente del TSJA, Lorenzo del Río. El presidente del TSJA, Lorenzo del Río.

El presidente del TSJA, Lorenzo del Río. / D. S.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Lorenzo del Río, también emitió un informe sobre la situación del juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla en el que destacó el "esfuerzo y trabajo" desarrollado en los últimos años por la juez María Núñez Bolaños, al tiempo que hizo hincapié en la "complejidad" de los asuntos cuya instrucción tenía encomendados.

Dicho informe comenzaba diciendo que el 15 de mayo de 2018 se giró por parte del presidente del Alto Tribunal andaluz una visita de inspección ordinaria al Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, elaborándose el correspondiente informe de fecha 4 de junio de 2018. Ese informe concluía que el juzgado inspeccionado "soporta una carga de trabajo elevada, singularmente al añadir las macrocausas que tramita, si bien no supera el módulo referencial de entrada de asuntos establecido por el Consejo General del Poder Judicial para este tipo de órganos jurisdiccionales, que gira en torno a 6.000 diligencias previas y 600 a 700 delitos leves asuntos por órgano y año".

Del estudio detallado de las anteriores cifras de la presente inspección resulta que "la situación del órgano jurisdiccional no se puede considerar del todo satisfactoria. En el plano cuantitativo, aunque no presenta un nivel de pendencia llamativo, pueden ajustarse sus niveles de pendencia y mejorar la situación procesal, singularmente de los procedimientos con mayor antigüedad", señalaba

En cualquier caso, proseguía el informe de Lorenzo del Río, "debemos reconocer el esfuerzo y trabajo que se viene realizando, siendo conscientes de la complejidad de la carga competencial en el tratamiento de las macrocausas, que originan multitud de piezas separadas, con el consiguiente problema añadido de seguimiento y control de esta compleja estructura procedimental, en el que es imprescindible la correcta organización, digitalización y seguimiento informático de las mismas, tal y como se observa en la actualidad".

Desde un punto de vista cualitativo, "se detectan retrasos y paralizaciones en algunos procedimientos, si bien es cierto que motivadas, en parte, por el cumplimiento de distintos despachos, informes policiales, periciales, exhortos, actuaciones de Fiscalía, etc., lo que obliga a insistir en su cumplimiento para evitar situaciones prolongadas de paralización.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios