Estafa comercial

Aparece muerto en Alcalá de Guadaíra el denunciado por estafa en la reventa de pescado

Un juzgado de Alcalá de Guadaíra investiga el fallecimiento Un juzgado de Alcalá de Guadaíra investiga el fallecimiento

Un juzgado de Alcalá de Guadaíra investiga el fallecimiento

El hombre que fue denunciado por estafa al comprar una partida de 62.281 euros de pescado -que no pagó- y luego revenderlo a mitad de precio ha aparecido muerto en un hotel de Alcalá de Guadaíra por consumo excesivo de alcohol y sobredosis de pastillas.

El hallazgo del cadáver se produjo el 3 de febrero en la habitación de un hotel de Alcalá de Guadaíra. Según los primeros informes, su fallecimiento se produjo por sobredosis de pastillas combinada con consumo excesivo de alcohol de posible intencionalidad suicida. Un juzgado de Alcalá de Guadaíra ha abierto diligencias sobre el caso.

El hombre, que se dedicaba a la intermediación comercial, tenía su residencia a unos 14 kilómetros de Alcalá de Guadaíra y el 10 de enero fue denunciado por un presunto delito de estafa ante la Guardia Civil.

El denunciante es un empresario de Mairena del Alcor que aseguró a la Guardia Civil que vendió al intermediario 6.458 kilos de pescado congelado, por importe de 62.281 euros, que nunca cobró. El denunciado le mandaba capturas de pantalla de transferencias que resultaron ser falsas y luego revendió la mercancía por toda España a mitad de precio.

Los hechos ocurrieron a principios de diciembre de 2019. El denunciante tiene una empresa de pescado congelado en Mairena del Alcor y, según su denuncia, se puso en contacto con él un hombre que decía ser dueño de una empresa de Pilas y que le hizo siete encargos de calamar patagónico y puntillas congeladas.

Fuentes de los denunciantes afirman a este periódico que otros dos empresarios del sector de pescado congelado en la provincia de Sevilla han sufrido prácticas parecidas en el cobro de facturas aunque no han presentado denuncia.

La causa por estafa correspondió a un juzgado de Carmona, a quien el denunciante había pedido la detención del presunto estafador. Su fallecimiento ha dejado a varias pequeñas empresas medio arruinadas sin saber dónde ha ido a parar su dinero, se lamentan los afectados.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios